¿Bueno? ¡Nadar es buenísimo!

Desde que estamos en el vientre materno, vale decir, desde que somos apenas unos embriones y hasta los nueve meses nos movemos en un medio acuático, donde nos alimentamos y estamos a salvo. Lo mismo ocurre con nuestros fieles amigos peludos. Por ello nadar resulta tan beneficioso para nosotros y para ellos. Juntos podemos disfrutar […]