Qué le pasó a mi mascota parte 2

La mascota ¡Alerta! ¿Accidentes, emergencias?? Qué hacer y cómo evitarlos 

Seguimos con la segunda parte de los accidentes y las emergencias más comunes que pueden ocurrir en casa o cuando sales a pasear con tu mascota. Ten en cuenta las recomendaciones y actúa con rapidez para atender o salvarle la vida a tu mascota.

Recuerden siempre que una mascota herida podría morder si está sufriendo de dolores intensos. Un bozal, una venda, una cuerda o incluso una corbata pueden ser muy útiles para cerrar su hocico y darle los primeros auxilios que pueden salvarle la vida.

Electrocución

Si tu mascota sufre una descarga eléctrica, no la toques directamente porque también podrías recibir la descarga. Lo primero, corta el suministro de corriente eléctrica, luego aparta a la mascota con un bastón, una tabla o una cuerda enrollada en una de sus patas. Aplique agua fría en la zona afectada y llévala al veterinario de inmediato.

Golpe de calor

Esto ocurre cuando dejas a tu mascota mucho tiempo bajo el sol o en el interior del auto. El animal jadea rápido, a menudo acompañado de salivación, se debilita y colapsa.

Retira a la mascota del ambiente caluroso; limpia la saliva de la boca para facilitar su respiración y pásale una esponja con agua fría por la cara, de ser posible sumerge el cuerpo del animal en agua fría. También puedes envolverla en una toalla empapada en agua fría, la cual irás humedeciendo para evitar que se caliente. Igualmente, permite que la mascota beba toda el agua que quiera.

Mascotas y aire acondicionado

Picaduras

Un insecto que revolotea y emite zumbidos puede llamar la atención de tu mascota, en especial si es un cachorro. La gravedad de la picadura dependerá de la cantidad de estas, de la parte del cuerpo donde se produce, del insecto de que se trate y de si la mascota es alérgica o no.

Tras la picadura de una abeja o avispa, la reacción inmunológica del organismo del animal puede resultar desmesurada: inflamación y enrojecimiento, sobre todo si la picadura se produce en la cara, donde hay mayor irrigación sanguínea.

  • Para la picadura de avispas aplica vinagre.
  • Para la picadura de abejas aplica una solución de bicarbonato.

Estos productos caseros tienen la facultad de anular la acción del veneno del insecto. Puede mojar la zona con agua fría y acudir al médico veterinario, quien evaluará la aplicación de un antihistamínico.

Un viejo y conocido refrán dice: —“Más vale prevenir que lamentar”—. Y sin duda, muchos accidentes podrían evitarse tomando las debidas precauciones. Por lo tanto, observa tu casa, fíjate como guardas las cosas o si las que consideras peligrosas están al alcance de tu mascota. Recuerda que es parte de tu familia y como si se tratara de un niño, la prevención será fundamental para evitar cualquier accidente.

Lean aquí aquí la primera parte 

Qué le pasó a mi mascota parte 1

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on email


Ediciones digitales