Los gatos deben ir al veterinario

La atención veterinaria es muy importante para la salud de su gato. Lamentablemente, los gatos no son llevados al médico veterinario con tanta frecuencia como los perros.

Por Dr. Neptalí Rodríguez
Administración y Marketing en Negocios Veterinarios

La atención veterinaria es muy importante para la salud de su gato. Lamentablemente, los gatos no son llevados al médico veterinario con tanta frecuencia como los perros.

En el Perú, 60 % de los hogares tienen mascotas. Cabe señalar que 76 % de los perros tienen por lo menos una visita al médico veterinario al año, los gatos solo 41%.

Las razones pueden ser que no se presupuesta la atención de bienestar de rutina, que la atención veterinaria preventiva es un gasto innecesario y prefieren obtener ayuda solo cuando su mascota está enferma o lesionada; pero la atención de bienestar de rutina puede ahorrar dinero a largo plazo al prevenir muchas enfermedades potencialmente mortales y costosas.

Los gatos son profesionales en ocultar enfermedades y lesiones. Pueden sufrir en silencio sin atención veterinaria. Y aunque su gato nunca salga a la calle corre el riesgo de contraer enfermedades infecciosas, parásitos, enfermedades dentales, entre otros problemas.

El transporte de gatos es tedioso, los gatos son hogareños y prefieren permanecer en un territorio familiar, por lo que convencerlos de que su transportador es un lugar seguro puede ser una lucha. Usar el transportín como lugar seguro para dormir puede ser una buena idea.

Tras la vacunación y desparasitación de su gato es aconsejable visitar al médico veterinario cada 6 o 12 meses para realizar un examen de control. Asimismo, acuda al veterinario siempre que observe síntomas anormales.

Programa Cat Friendly Practice® (CFP)
Este programa, creado por especialistas en felinos, lidera el movimiento mundial para hacer que la atención veterinaria sea menos estresante para los gatos y sus tutores. Favoreciendo así que los gatos sean llevados al médico veterinario con más frecuencia.

Establecida por la American Asociation of Feline Practitioners (AAFP) y la International Society of Feline Medicine (ISFM), la CFP es una iniciativa mundial diseñada para mejorar el cuidado de los gatos al mejorar el entorno y la experiencia, así como reducir el estrés del gato, el tutor, y también del equipo veterinario.

La AAFP se complace en asociarse con el LAVC (Latin American Veterinary Conference) en América del Sur con la misión principal de mejorar la salud y el bienestar de todos los gatos a través de estándares de práctica más altos, desarrollo profesional continuo y atención avanzada fundamentada en la medicina basada en evidencia.

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on email











Ediciones digitales