El mal aliento de tu perro

Con el paso del tiempo y dependiendo de los alimentos que ingiera, los dientes y la boca en general de nuestro perro pueden sufrir patologías de mayor o menor gravedad. Una de este es la gingivitis.

La gingivitis es una inflamación e infección de las encías, muy común en la mayoría de mascotas. Cuando se deja avanzar causa mucho dolor y daño en la boca.

El proceso es así:

Restos de comida entre los dientes ® acumulación de bacterias ® inflamación e infección de encías ® daño de tejido muscular y óseo.

Aparte de estos daños se ha encontrado una relación en la cual las mascotas que padecen gingivitis tienen mayor riesgo de tener problemas cardiacos y renales, debido a que las bacterias pueden viajar y adherirse a las válvulas del corazón y otros órganos.

Aparte de la falta de higiene en perros, influye también la predisposición genética de algunas razas, sobre todo las miniaturas, pero todas las razas pueden padecer de esto.

En felinos también hay una relación con la alimentación y la higiene, sin embargo, puede producirse secundario a enfermedades como Sida y Leucemia.

Síntomas:

  • Mal olor en la boca
  • Encías irritadas
  • Dificultad para masticar
  • Salvación excesiva y sangrado
  • Decaimiento y dolor
  • Agresividad

Tratamiento:

  • Al detectar el primer síntoma llevarlo al veterinario para que lo evalúe, probablemente recete antibióticos y antiinflamatorios, si está muy avanzado se requiere de una destartarización (limpieza de dientes por ultrasonido) previamente se le pedirá análisis, ya que este procedimiento se realiza con anestesia general.
  • En el momento de la limpieza es común que se saquen algunas piezas dentales, que se encuentren movidas o muy infectadas.
  • Luego de la limpieza se recetarán antibióticos, analgésicos y dieta blanda por algunos días.

Prevención:

  • En razas predispuestas (miniaturas) evaluar constantemente.
  • Darle alimento en granos de buena calidad y balanceados, para evitar el que se queden alimentos entre los dientes.
  • No darle comida cacera.
  • Cepillarles regularmente con productos para mascotas.
  • No esperar mucho tiempo desde que aparece los síntomas, ya que esto empeora con el tiempo.

Los dientes y las encías de tu perro necesitan la misma atención que la tuya, es decir, una atención diaria. Un cuidado dental diario favorece una boca saludable y ayuda a tu perro a vivir una vida larga y saludable. 

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on email


Ediciones digitales