Inicio Salud Ni rescatistas ni vendedores de mascotas

Ni rescatistas ni vendedores de mascotas

por Planeta Mascota

SOMOS PROFESIONALES VETERINARIOS

La vocación de servicio y el amor por los que no tienen voz es lo que nos ha motivado a muchos veterinarios a elegir estudiar esta profesión, que como otras tiene sus altibajos y satisfacciones, y por la que seguramente fuimos regañados cuando llevábamos un  animalito abandonado a casa. Pero saben, hay mucho más detrás de esta profesión.
Por M.V. Clarisse Storino Floridiano
CMVP 5577
Veterinaria Eurovet  
  • El veterinario cumple un amplio e importante papel en la salud pública, por ejemplo, en el control de la zoonosis, es decir, de las enfermedades que trasmiten los animales a los seres humanos; control de calidad de alimentos e impacto ambiental.
  • A diferencia de la medicina humana, el veterinario debe conocer la anatomía, fisiología, uso de fármacos y manejo de diferentes especies.
  • Como médicos, nuestro lema es prevenir y educar. Es necesario que nuestra clínica cuente con las instalaciones, personal y equipamiento necesarios para ofrecer un buen servicio, así como capacitarnos para ejercer nuestra labor de la manera más profesional.

Toda esta implementación tiene un costo que algunas veces no es comprendido ni valorado. Algunas personas, por desinformación, desconocen la verdadera labor del médico veterinario. Unos creen que debemos saber precios de cachorros porque nos dedicamos a vender mascotas, pero un médico veterinario no es un vendedor de perros. Tampoco somos rescatistas, nuestro consultorio no es un refugio ni albergue, a veces nos es imposible recibirlos y por ello no somos malas personas.

  • Una consulta tiene un costo porque debemos poner en práctica los conocimientos que tanto nos costaron adquirir para resolver los problemas de salud de las mascotas, sean estas pequeñitas o grandes, adoptadas o compradas, mestizas o de raza.
    Otro ejemplo son las consultas virtuales o telefónicas en las que se pretende obtener un diagnóstico por foto o describiendo los signos clínicos, sin tener al paciente presente para una anamnesis detallada, vale decir, el conjunto de datos que se recogen en la historia clínica a fin de emitir un diagnóstico. Quizás podamos dar alguna orientación, pero definitivamente no podemos medicar sin una consulta previa.
  • El veterinario es un médico y es probable que dentro de su clínica exista un área de baños, lo que no significa que el veterinario bañe y corte el pelo de las mascotas. Tampoco estamos obligados a conseguir “novios” o “novias”. Cruzar a las mascotas es una decisión del propietario que implica un gran compromiso con los cachorros que vendrán y sus padres.
  • Por último, los veterinarios, así como tenemos obligaciones, también tenemos un día libre, vacaciones, familia, compromisos sociales. No podemos trabajar 24/7, pero sí podemos brindar los datos de un colega de turno en nuestra propia clínica o fuera de ella.

Artículos Relacionados

Deja un comentario