Más mascotas con miedo y ansiedad (parte 2)

El Cambio Climático es el resultado de nuestro modo de vida consumista e industrializado aquí y en el resto del planeta. Este clima enloquecido afecta nuestro estado de ánimo, y créelo o no, también está afectando a nuestras queridas mascotas.

Mascotas donde hace demasiado calor

En caso de calor intenso, evita exponer a tu mascota al sol, en especial durante las horas más calurosas. También puedes cambiar poco a poco los horarios de salidas y paseos. Prefiere las caminatas por la mañana y la noche. Te aseguramos que tanto tú como ella van a sentirse más frescos. Ah, y recuerda siempre llevar agua fresca para ambos. La hidratación es fundamental para evitar los golpes de calor.

 

Mascotas en lugares donde abundan parásitos

Hace unos veinte años, la leishmaniasis estaba catalogada como una enfermedad exótica en ciertas zonas de Europa. Hoy es una enfermedad relacionada con la alteración de las estaciones.

En suma, las enfermedades transmitidas por pulgas y garrapatas están aumentando como consecuencia del calor extremo. Nuestro consejo es mantén los ojos abiertos durante todo el año, no solo en primavera-verano, y pregúntale al veterinario cuál es la mejor manera de defender a tu mascota de estos parásitos.

 

El Cambio Climático Cómo afecta a nuestras mascotas
En la sierra y selva de Perú

Condiciones climáticas extremas como tormentas, truenos atronadores y relámpagos. (En la sierra y selva de Perú)

Psicológicamente pueden desencadenar estados de ansiedad y miedo al punto de postrar a las mascotas.
En la costa del Perú

El calor extremo, la alta radiación solar. En suma, las altas temperaturas propician el aumento de parásitos, especialmente de pulgas y garrapatas.

En algunos lugares atacan durante todo el año, se extienden como plaga en ocasiones por encima de los 1000 m2.   Y ahora hasta hay garrapatas en regiones donde antes no había.

Propicia la aparición de alergias, dermatitis, entre otros problemas de la piel más severos.  Entonces si notas que tu mascota se rasca más allá de lo normal, cepíllala y revisa su piel con frecuencia.
En las grandes ciudades

Calor abrasador y bochornoso puede molestar a los perros, especialmente a los más entrados en años.

Las mascotas pueden ponerse nerviosas, inquietas, ingobernables, incluso se las puede ver cavando hoyos en el suelo o jadeando pesadamente.

Más información en:

https://help.protectourfuturetoo.com

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on email


Ediciones digitales