Leptospirosis Canina, doble protección

Vacunas e higiene son fundamentales para combatir la leptospirosis canina.


Por Dra. Millones Cercado,  Grethel Lysset

CMVP 6370

Clínica Veterinaria Brilliant Pet

La Leptospirosis Canina es una enfermedad causada por una bacteria llamada Leptospira que está por todo el mundo.

¿Cómo se contagia su mascota?

  • Los perros se infectan principalmente a por agua contaminada con orina de otros perros y de roedores infectados.
  • Los cachorros pueden enfermar por el contacto con sus madres, las cuales muchas veces pueden ser portadoras sanas de la enfermedad.
  • Las hembras se contagian durante el acto sexual. Una preñez reciente es un dato importante para orientar al veterinario en este diagnóstico.

Esta enfermedad es mucho más frecuente en los machos que en las hembras dada la costumbre de los machos de marcar su territorio por medio de la orina en calles y plazas.

Città di Castello, porta a spasso il cane e il vicino di casa la prende a pugni

¿Cómo se puede saber si la mascota tiene Leptospirosis?

Los síntomas de la Leptospirosis son variados e inespecíficos pueden incluir fiebre, vómitos, dolor abdominal, diarrea, ojos amarillos, inapetencia, cambios en los hábitos urinarios, orina oscura y aletargamiento.

El perro puede presentar una infección aguda de riñón e hígado y, a veces, una septicemia. Muchos perros se convierten en portadores crónicos sin mostrar aparentemente ningún problema de salud. Esto puede exponer a las familias y a otras mascotas a una enfermedad grave si no se aplica una higiene rigurosa. La enfermedad puede ocasionar solo en ciertos casos la muerte tanto del perro como de las personas.

Por lo general, los animales jóvenes presentan más problemas que los ya mayores. Al igual que en el ser humano, el diagnóstico es difícil porque no necesariamente se presentan todos estos signos y, por otra parte, son similares a los de otras enfermedades.

La Leptospirosis se trata con antibióticos. 

Vacune a su perro contra la Leptospirosis del cachorro y de los perros adultos.

Los perros mayores deben recibir la vacuna séxtuple todos los años y en zonas de mayor riesgo se recomienda aplicarla cada 6 meses. 

 Evite contagiarse

Cuando un perro contrae Leptospirosis Canina, casi nunca es necesaria la eutanasia del perro por riesgos hacia las personas. Lo mejor es evitar el contacto con la orina del perro, como por ejemplo, caminar descalzo por los jardines donde este haya orinado. Los lugares deberán ser limpiados con lejía.

Las personas puede contagiarse en forma esporádica o en brotes epidémicos, los cuales se producen por la exposición a aguas contaminadas con la orina de animales enfermos por ejemplo en ríos, arroyos o lagunas.

 Prevención es salud

  • Bañe a su mascota.
  • Limpie y ventile su casa, su cama.
  • No deje su plato de comida ni fuente de agua toda la noche en lugares que puedan estar expuestos a roedores.
  • Cambie el agua hasta tres veces al día.
  • Recoja las heces con guantes y con la ayuda de las bolsitas.
  • No permita que su perro deambule libremente por la calle ni que se vayan tras una perra en celo, ésta es una de las formas más frecuentes de contagio.
  • Evite que tome agua estancada de los parques.
  • Evite que su mascota lama los postes u otros lugares donde hayan orinado otros perros.

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on email


Ediciones digitales