Inicio Mascotas ¡Hasta la vista gusanos!

¡Hasta la vista gusanos!

por Planeta Mascota

Cómo eliminar los parásitos intestinales

Si tienes un perro o un gato, entre tus preocupaciones más habituales está lo que se conoce vulgarmente como “gusanos”. Así que en estas líneas encontrarás información clara y sencilla para saber cómo tener a estos parásitos internos bajo control.
Por M.V. Fernando Maita Romani
CMVP 6164
Veterinaria del Norte

¿Qué son los parásitos internos?

Los parásitos internos son pequeños organismos vivos que se alimentan de otros organismos vivos. Y los hay de dos tipos: redondos y planos.

¿Cómo dañan los parásitos a tu mascota?

Los gusanos se localizan en el tracto gastrointestinal, donde se alimentan de la sangre y de los nutrientes que se encuentran allí, aunque desde el intestino pueden extenderse a otros órganos vitales.

Los daños que causan pueden ser variados y tener graves consecuencias, desde lesiones en los tejidos hasta obstrucción intestinal, provocando infecciones graves e incluso ocasionando la muerte de tu mascota.

¿Cómo se detectan?

Los gusanos intestinales son difíciles de detectar ya que no se observan síntomas en el perro hasta que la infestación está avanzada. Y además la mayoría no se puede ver “a simple vista” en las heces, solo un porcentaje muy pequeño es visible para el ojo humano. Por lo que se recomienda un análisis de heces periódicamente.

¿Cuáles son lo síntomas?

Los síntomas más comunes son: disminución de vitalidad, pelo sin brillo, pérdida de peso, vientre abultado, anemia, alergias, trastornos de la fertilidad y gastrointestinal, etc.

¿Cómo se contagian?

Los parásitos, sus huevos y sus larvas se encuentran en todas partes a nuestro alrededor, incluso algunos huevos de parásitos pueden sobrevivir muchos años en el exterior. Además, al nacer los cachorros ya están infectados por los parásitos o se infectarán a una edad muy temprana.

¿Cómo se eliminan?

Hay muchos productos en el mercado que eliminan los parásitos intestinales, los productos comerciales vienen en comprimidos, jarabes, pipetas y pastas.

Lo más importante es utilizar un producto que cubra el máximo tipo de parásitos posible para el bienestar de tu mascota.

Te recomendamos desparasitar a los cachorros a partir de la 2.a semana de vida y repetir cada 2 semanas hasta la semana 12, es decir, hasta el tercer mes. A partir de allí deberás desparasitar a tu perro cada 3 meses durante el resto de su vida. De todos modos, consulta siempre con un médico veterinario de confianza.

 

¡Evita el contagio de parásitos!
 Sigue estos consejos:
1.   Recoge siempre las heces de tu mascota y échalos en la basura.
2.   Evita que las mascotas tengan acceso a zonas contaminadas.
3.   Lávate las manos después de tocar, jugar o acariciar a tu mascota.
4.   Lava las verduras crudas antes de consumirlas.
5.   Hazle a tu mascota, por lo menos una vez al año, un examen de heces.

 

Artículos Relacionados

Deja un comentario