Para una gestación y un parto felices

Como la gestación puede ser cara, y a veces complicada tanto para ti como para tu mascota, lo mas practico seria mejor dejar la reproducción a los expertos.  Pero siempre se necesita  conocer y estar mas que informados sobre lo que va a pasar antes y después.

Dr. Aldo Luis Cortegana Rodríguez 
C.M.V.P. 7584 
Veterinaria Casa del Criador 

 

  • Antes de aparear a tu mascota – Llévala  a su veterinario para un chequeo porque es muy importantes que esté sana, desparasitada y con sus vacunas al día para que tenga cachorros inmunes al menos hasta el mes y medio de nacidos que es cuándo empezarán su programa de vacunación.
  • Eligiendo al novio – El macho debe estar sano, tener buen peso y no ser demasiado grande para la hembra porque de lo contrario hará falta una cesárea. Averigua si es agresivo, intolerante, nervioso, poco afectuoso, o si es muy cariñoso. Pregunta si tiene algún mal congénito, porque muchas de estas enfermedades son hereditarias.
  • La gestación – Dura aproximadamente 65 días, y a partir de los 25 días de sospecha de gestación lleva a tu mascota al veterinario para un examen ecográfico o de ultrasonido para confirmar su estado. Sigue las recomendaciones del veterinario y llévala a sus controles ecográficos para tener la tranquilidad y hacer de ésta una dulce espera.
  • Kit de embarazo – Los animales también cuentan con un kit de diagnóstico rápido que permite detectar una gestación con 100% de certeza a partir del día 24 después de la ovulación.
  • Vitaminas y minerales – Consulta a su veterinario cuáles son los aportes de vitaminas y minerales que podría necesitar tu mascota para que tenga una dieta rica en proteínas y nutrientes que le aseguren mucha energía. Eso sí, el sobrepeso no es bueno.
  • Agua y fórmula nutritiva – En su estado, el agua es muy importante para tu mascota, así como una fórmula nutritiva porque el aumento del tamaño del útero impide que el estómago reciba grandes cantidades de comida, por lo que se llenará rápido pero también tendrá más hambre.
  • El baño durante la gestación – El agua es un relajante natural que hará que se sienta muy bien.
    Sin embargo, si tu mascota es nerviosa y tiene la barriga muy crecida es mejor que la bañes  en casa y la seques con una toalla y secadora de mano para que se sienta más a gusto.
  • Masajes y caricias – Las perras suelen arreglárselas solas a la hora del parto, peor es conveniente que estés junto a ella dándole caricias y masajes amorosos para que todo vaya bien, nunca faltan los contratiempos, vigílala en todo momento.
  • Antes del parto – Tu mascota estará inquieta y nerviosa y es normal que busque un lugar tranquilo y poco iluminado. Prepárale un espacio abrigado, donde no haya corrientes de aire frío, y colócale una manta de lana en el piso para que se sienta cómoda llegada la hora.
  • La hora del parto – Tu mascota pujará  para expulsar a su primer cachorro, el cual deberá estar en posición listo para nacer. Sin embargo, una mala posición en el canal de parto, falta de fuerza en las contracciones o un cachorro grande son la clase de dificultades que podrían poner en riesgo su vida y la de la camada.
    La presencia del veterinario en estos momentos es crucial. 

La gestación es una etapa que conlleva cambios físicos, hormonales y psicológicos en la vida de tu mascota. Cuídala, acaríciala para que pueda transmitir a sus cachorros la tranquilidad que necesitan para nacer sanos, con un carácter tranquilo y un corazón noble. 

Recuerda, lo mejor es consultar siempre al veterinario

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on email


Ediciones digitales