Esterilización y la conducta del perro

La esterilización es una de las medidas que asoma cuando observamos alguna conducta problemática en nuestros perros…pero ¿realmente afectará a su conducta? En este artículo te explicamos los efectos posibles de la esterilización en su comportamiento.

En la práctica veterinaria, la esterilización es el procedimiento quirúrgico más común en perros. Este procedimiento puede incluir a la orquiectomía y la ovariohisterectomía, las cuales se realizan como medida de control poblacional y en la prevención de enfermedades del tracto reproductor en hembras y machos. En la actualidad existen diversos estudios sobre los riesgos y beneficios de la esterilización en la salud física de nuestras mascotas, por lo que debemos acudir a nuestro Médico Veterinario para recibir el asesoramiento adecuado sobre este procedimiento.

Desde el punto de vista conductual, la esterilización afecta a los comportamientos que dependen de la estimulación de hormonas sexuales (testosterona o estrógenos). Si un perro tiene una conducta inapropiada que no es motivada por estas hormonas, la esterilización no tendrá ningún efecto (p.ej. agresividad por miedo). En base a investigaciones actuales, podemos dividir la esterilización en base a sus efectos sobre la libido y conductas asociadas (monta sexual y vagabundeo), marcaje urinario y la agresividad intrasexual.

La esterilización en perros sexualmente inexpertos puede eliminar completamente la monta sexual y la libido. Diversos estudios indican que estas conductas pueden disminuir en un 60% a 90%. Sin embargo, en perros que tienen más experiencia sexual (adultos, mayor motivación hacia las hembras), la conducta puede persistir incluso después de la esterilización.

El marcaje con orina inicia en la pubertad (aproximadamente a los 6 meses) y es una conducta dependiente de testosterona. Diversos estudios indican que, en general, la esterilización puede disminuir esta conducta independientemente de la edad a la que se realice. En el caso de hembras, si bien la conducta no es tan frecuente, la esterilización no tiene efectos sobre la conducta de marcaje.

Por otro lado, estudios actuales indican que la esterilización disminuye la agresividad entre perros machos enteros. Sin embargo, esta información debe tomarse con mucho cuidado, debido a que estos estudios fueron realizados con un número bajo de perros y puede no aplicar a perros que tienen problemas de comportamiento preexistentes (agresividad por miedo, protección de recursos, fobia a ruidos, etc.). En el caso de hembras, la esterilización disminuye la agresividad intrasexual que aparece durante el celo.

Por ello, si nuestro perro tienes problemas de comportamiento y deseamos esterilizarlo, debemos consultar a un especialista para que pueda explicarnos los riesgos y beneficios conductuales, así como el impacto que tendrá para la manejo del problema de comportamiento.

Referencias:

Howe, L. (2015). Current perspectives on the optimal age to spay/castrate dogs and cats. Veterinary medicine (Auckland, N.Z.), 171.

Root Kustritz, M. V. (2014). Pros, cons, and techniques of pediatric neutering.  , 44(2), 221–233.

Urfer, S. R., & Kaeberlein, M. (2019). Desexing dogs: A review of the current literature. Animals: An Open Access Journal from MDPI, 9(12), 1086.

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on email


Ediciones digitales