¿El aire acondicionado para tu mascotas?

El verano es la estación más anhelada del año, sinónimo de vacaciones, de relax, de viajes y escapadas, aunque también lo es de calor, bochornos y sofocación.

Los humanos hemos encontrado una ingeniosa forma de refrescarnos gracias a un invento llamado aire acondicionado.

Los acondicionadores de aire, garantizan un enfriamiento inmediato, pero al mismo tiempo pueden ser muy dañinos para las mascotas. De hecho, los cambios repentinos de temperatura pueden afectar su salud.

La primera regla sería no enfriar demasiado el ambiente, sino más bien mantener una temperatura y humedad regulares. Lo ideal será que la diferencia entre la temperatura externa e interna no supere los 5 o 6 grados.

La humedad es fundamental para la termorregulación de perros y gatos.
Si se pierde el nivel natural de humedad en el aire, debido, por ejemplo, a un deshumidificador se corre el riesgo de que la termorregulación propia del animal se vea comprometida. Vigile el sistema de enfriamiento y consulte con el veterinario, cuál sería el mejor nivel de humedad para su mascota.

Los cambios bruscos de temperatura debido al uso del aire acondicionado pueden tener serias repercusiones en la salud de nuestras mascotas:
• Tiende a secar la nariz y el sistema respiratorio de los perros.
• Provoca estrés.
• Un cambio excesivo de temperatura puede provocar laringitis, traqueítis, tos, problemas intestinales, resfríos, diarreas o náuseas.

Si está pensando en instalar un sistema de aire acondicionado tenga en cuenta las siguientes sugerencias:
– Evalúe la edad de su mascota y su estado físico general.
– Un perro en la vejez tiende a tener las articulaciones atrofiadas, así como dificultades para regular su temperatura interna.
– Un cachorro, en cambio, tiene un sistema inmunológico débil y por lo tanto corre un mayor riesgo de contraer daño pulmonar, resfriados o diversas infecciones.
– En ambos casos, lo más aconsejable es utilizar ventiladores en lugar de acondicionadores de aire, teniendo cuidado de no dirigir la corriente de aire directamente sobre la cara del animal.

¿Cómo mantener frescas a las mascotas?
Mantenga una temperatura doméstica entre 24 ° y 26 ° C. Sin embargo, si el calor externo es tórrido es importante ajustar el clima interno para evitar cambios de temperatura demasiado altos.

En caso de calor excesivo, el aire acondicionado no es la única solución para refrescar a nuestros engreídos. Veamos:
• Es muy importante que los animales beban agua con frecuencia para mantenerse hidratados.
• El agua debe estar a la temperatura adecuada, es decir, fresca y no congelada.
• Cambie el agua con frecuencia.
• No salga con su mascota durante las horas más calurosas del día. Paseen muy temprano por la mañana o por la noche.
• Puede refrescar a su mascota con agua para ofrecerle una sensación de alivio inmediato y duradero.
• Trate de no cortar su pelo completamente en los meses más cálidos porque el pelaje de los animales actúa como un aislante térmico.

Pequeños consejos, que esperamos sean de utilidad para el bienestar de su mascota.

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on email


Ediciones digitales