Dermatología, la piel de nuestra mascota

Los problemas en dermatología, representan aproximadamente el 25% de los motivos de consulta en una clínica veterinaria.


Los médicos veterinarios muchas veces cometemos el error de tratar una enfermedad en dermatológica como todas las demás, cuando cada problema dermatológico es propio de cada individuo, pues tiene múltiples causas, siendo las más comunes la alimentaria y parasitaria. 

Por Vladimir Aguilar Jáuregui

CMVT 7160

Clínica Veterinaria San Juan

Como decíamos, los problemas en dermatología, pueden ser muchas y diversas para una misma lesión por lo que el diagnóstico deberá ser más amplio, y es que podemos encontrar desde un problema bacteriano, fúngico, parasitario, alérgico, metabólico, autoinmune hasta uno de tipo neoplásico, problemas en la piel como en el mismo pelo de la mascota.

Es importante realizar una buena anamnesis, es decir reunir la mayor cantidad de datos posibles en la historia clínica de la mascota para desarrollar un buen diagnóstico. Es muy importante interrogar al propietario, así como reconocer las lesiones primarias y secundarias que por su presencia individual o en conjunto pueden determinar un cuadro clínico.

Problema serio de piel en tu mascota.

Hoy en día, tenemos el auxilio de muchos exámenes complementarios aunque cada uno va a depender de que diagnóstico presuntivo tengamos porque en la mayoría de las dermatitis  solo es necesario contar con un buen microscopio. Un simple raspado de piel puede brindar abundante información acerca de la causa de dicha enfermedad.

Como médicos veterinarios debemos capacitarnos y buscar nuevas alternativas para hacer frente a estos casos de dermatitis atópicas o problemas de piel y así llegar a un diagnóstico definitivo que devuelva la salud a la mascota.

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on email


Ediciones digitales