Inicio MascotasPerros Cómo cuidar la visión de su mascota

Cómo cuidar la visión de su mascota

por Planeta Mascota

La evaluación de los ojos en una consulta externa rutinaria se ha convertido en parte indispensable de la medicina veterinaria. Las enfermedades que afectan a perros o gatos son muy parecidas a los de humanos ya que el ojo, con pequeñas modificaciones de especie, tiene el mismo funcionamiento.

Conozca los síntomas de algunas de las enfermedades más comunes 
Por Michelle Freundt Coello
Veterinaria (APOVET)
Miembro fundador de la Asociación Peruana de Oftalmología*

consultas@vetfreundt.com

Casi como una cámara de fotos, tiene un lente externo (córnea), un diafragma que gradúa la entrada de luz en el día o noche (pupila), un lente intraocular que enfoca las imágenes cercanas o lejanas (cristalino) y una película que capta estas imágenes, colores o movimientos (retina). Al final, debe ser protegida por los párpados que a manera de cobertura, mantienen el ojo permanentemente húmedo por la producción de lágrimas que nutre la córnea para mantener su transparencia.

Al igual que unos lentes de aumento en las personas o una cámara de fotos, el ojo debe ser transparente para que la imagen llegue a la retina. Cualquier enfermedad que afecte párpados, córnea, cristalino o retina, cambiará el funcionamiento e incluso color del ojo, modificando su poder visual.

Mirando directamente a los ojos

La lista de enfermedades a los ojos de una mascota puede ser extensa, y es que hay diferencias morfológicas marcadas en razas grandes que deben ser tomadas en cuenta. Considere que hay un problema si su mascota:

  • Cierra los párpados frecuentemente o los mantiene cerrados (dolor).
  • Picazón o prurito, formación de secreciones o legañas.
  • Choca contra objetos (ceguera).

Si vemos de “afuera hacia adentro”, notaremos que las razas grandes o gigantes tienen ojos pequeños (a diferencia de un pug, chihuahua) y los pliegues de la piel extensos. 

Entropión y ectropión

Los párpados están formados por piel y estos forman pliegues que suelen deformar las líneas de los mismos, creando entropión (enrollamiento de piel hacia el interior del ojo) o ectropión (hacia fuera). En el primero, hay roce constante de los pelos y pestañas que producen gran molestia e incluso úlceras corneales, en el segundo, hay pérdida de lágrimas por lo que podría tener ojo seco.

Distiquia

Los párpados también presentan pestañas o cilios fuera de su ubicación normal llamada distiquia o neoplasias en los bordes que igual a la medicina humana pueden ser benignos o no y necesitar otros estudios.

Problemas de córnea

La córnea en razas grandes suele tener problemas secundarios a los mencionados en párpados, si una pestaña nos causa incomodidad, imaginen toda la línea de un parpado rozando con cada parpadeo en la córnea (3,000 parpadeos por día promedio en perros). 

Problemas de cristalino

El cristalino, en razas como los golden retriever, labrador y  pastor alemán suele tener un metabolismo diferente y cambiar a catarata incluso a edad temprana, se ha comprobado que es de carácter hereditario, aunque sabemos es una anormalidad de la edad que puede presentarse en todas las razas o cruces de perros grandes. 

Problemas de retina

La retina, al ser el principal captador de imagen y estar conectado a través de vasos sanguíneos con los demás órganos, es susceptible a infecciones provenientes de otras partes del cuerpo, como Leptospirosis, Toxoplasmosis, Ehrlichia, etc.  El principal síntoma es: ceguera, y no solo de origen infeccioso, sino también hereditario. Se han realizado múltiples estudios y es frecuente en razas como labrador, golden retriever y poodle gigante.

 

Un cachorro puede presentar ceguera y la causa posible es el entropión, que por dolor al roce de pestañas hace que cierre los ojos permanentemente, pero la retina y demás componentes oculares están bien, o por el contrario, tener un perro adulto con párpados perfectos, pero catarata madura.

Lo ideal es pasar un control anual con un especialista, quien con diferentes pruebas y equipos pueda dar el diagnóstico adecuado. Sin duda, un control periódico puede prevenir posibles complicaciones futuras.

En suma, mire directamente a los ojos de su mascota, la prevención puede hacer la diferencia.

Artículos Relacionados

Deja un comentario