Inicio Mascotas Cuando duelen las orejas ….

Cuando duelen las orejas ….

por planetamascota

OTITIS

“Una de las enfermedades más comunes y dolorosas en nuestras mascotas”

Por Dr. Omar Salcedo Rioja

CMVP 4116

Veterinaria Salcedo  

La otitis es la infección e inflamación del oído, puede ser interna o externa y afectar un oído o ambos produciendo mucho malestar.

Causas

  • Puede ser por bacterias, hongos, levaduras, parásitos u objetos dentro del oído.
  • Conductos auditivos predispuestos por ser muy estrecho sumado a la humedad del ambiente hace que sea un lugar ideal para el desarrollo de microorganismos.
  • Razas con orejas grandes y caídas como el Cocker, o aquellas que tienen pelo dentro del canal auditivo como Schnauzer, Poodle o Mestizos.
  • También puede ser secundario a alergias de piel, ya que el oído está recubierto de piel al inflamarse es más probable la colonización de microorganismos.
  • Parásitos otodectes) que se produce por contagio con un animal infectado.
  • Por material extraño como plantas o suciedad que entra al oído.

Síntomas

  • Sacudir la cabeza
  • Rascarse las orejas
  • Mal olor
  • Sordera si se rompe el tímpano.
  • Secreción purulenta
  • Cabeza ladeada
  • Caminar en círculo

Prevención

  • Limpieza en la parte exterior
  • Mantener el oído libre de exceso de pelo
  • Consultas periódicas al veterinario
  • Evitar las alergias
  • Estar alerta a cualquier síntoma
  • Si son animales predispuestos a otitis hay que revisarlos periódicamente
  • No usar hisopos dentro del canal auditivo
  • Usar tapones del algodón en el momento de bañarlos

Tratamiento

Primero se debe hacer un correcto diagnóstico, para eso el veterinario debe revisar el oído con un otoscopio y si es necesario solicitar análisis. El tratamiento depende de la causa, pero usualmente se emplea:

  • Limpiadores del conducto auditivo para eliminar las secreciones excesivas que inactivan los productos.
  • Antiinflamatorios, antibacterianos o antifúngicos.
  • Lavados en casos severos
  • Todos los tratamientos son largos y con visitas periódicas al veterinario para el control. Si lo dejamos a medias, los microorganismos se vuelven resistentes y será más difícil de curar.
  • Si el veterinario lo considera necesarios se puede hacer cultivos y antibiogramas.

Artículos Relacionados

Deja un comentario