¿Cómo saber si mi mascota es alérgica?

Los problemas de la piel, que siempre más encontramos en nuestra mascota, en la mayoridad están siempre relacionados a las alergias.

Hoy en día, los problemas de piel que sufren nuestros engreídos se han vuelto motivo de consulta habitual en la veterinaria. Debido al alta casuística, nos debemos preguntar: ¿Es normal que se rasque tanto?, ¿Debo o no llevarlo al veterinario?.

A continuación, te daremos información importante para que tengas en cuenta.

En nuestras vidas, hemos conocido o quizá tenido una mascota que se rascaba, pero hasta ¿Cuándo podemos considerar que el rascado es normal?

La alergia

Primero, definamos lo que es alergia. La alergia es una reacción de hipersensibilidad por parte de nuestro sistema inmunológico al estar en contacto con el alérgeno (polvo, polen, ácaros, microorganismos, hongos ambientales, etc.).

Esta reacción desencadena la liberación de sustancias químicas que generan inflamación.

Por esta razón, lo que comúnmente observamos en pacientes alérgicos es que su piel se pone roja y se siente más caliente. Producto de esta inflamación y de la intervención de otras sustancias químicas, es que a nuestro engreído le dará mucho escozor el cual se manifestará de distintas formas dependiendo de la especie e incluso raza.

Es común observar, lamidos constantes (común en gatos), mordidas, sacudidas de cabeza (sobre todo cuando el problema se enfoca en oídos), rozamientos con muebles u objetos sobre el cuerpo (esto lo encontramos muy común en las razas braquiocefálicas).

Todas estas señales nos indican que nuestra mascota no se está sintiendo bien y hay algo que le está

Incomodando. Dependiendo de la frecuencia con la que lo haga podemos darnos cuenta también de que tan severo es el proceso que está cursando.

Existen otros signos, que son comunes pero que no son exclusivos de una alergia en la piel, por lo que es importante que sea evaluado y se realicen los descartes respectivos.

Entre estos signos tenemos:
  • Estornudos constantes cuando están contacto con sustancias que podrían provocar irritación de vías nasales (perfumes fuertes, aerosoles, humo de tabaco, inciensos)
  • Lagrimeo, inflamación de los párpados y pérdida de pelo alrededor de los ojos. Estos signos suelen ser comunes en pacientes atópicos, pero también en algunas patologías oculares.
  • Diarreas o heces muy voluminosas o frecuentes (más de 3) nos podría indicar una alergia o intolerancia alimentaria. La cual en la mayoría de los casos se acompaña de escozor en el cuerpo también pero también en pacientes con enfermedades gastrointestinales, por eso la importancia de que se realice una evaluación integral.

Se notas algunas síntomas que puede ser relacionadas a las alergias, lleva a tu mascota al veterinario, el sabrá muy bien como actuar y encontrar la mejor solución a este problema de salud.

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on email


Ediciones digitales