Qué le pasó a mi mascota parte 1

¡Alerta! ¿Accidentes, Emergencias?? Qué hacer y cómo evitarlos 

Los que tienen hijos pequeños lo deben de saber. Una mascota, un cachorro es como un niño que ama descubrir, curiosear y tocar lo que llama su atención. Bien sabemos que solo unos segundos bastan para que algo que pudo haberse prevenido ocurra. La naturaleza de los accidentes es esa, la falta de prevención y el exceso de confianza, eso nunca va a pasar.  

Seguidamente te ofrecemos una relación de los accidentes y las emergencias más comunes que pueden ocurrir en casa o cuando sales a pasear con tu mascota. Ten en cuenta las recomendaciones y actúa con rapidez para atender o salvarle la vida a tu mascota.

Heridas

Los accidentes de tránsito, las peleas y los golpes inesperados son la causa más frecuente de heridas sangrantes. De ser el caso, lava y venda las heridas. El vendaje impedirá la pérdida de sangre; y en caso esta sale a borbotones, presiona con firmeza constante la herida hasta llegar al médico veterinario.

Quemaduras

  1. Las quemaduras de primer grado son quemaduras superficiales que sanan en menos de 1 semana. Estas causan enrojecimiento de la piel, sensación de hinchazón y ardor; pueden tratarse usando compresas frías en el área afectada, pero no hielo. Por lo general, no requieren atención profesional.
  2. Las quemaduras de segundo grado causan ampollas, son más profundas y más dolorosas que las quemaduras de primer grado.
    Estas pueden tomar alrededor de 3 semanas en sanar.
  3. Las quemaduras de tercer grado son las más profundas y fatales. Aquí, la mayor parte de la piel se quema y la quemadura se profundiza. El pelo se desprende fácilmente. Dado que estas quemaduras destruyen las terminaciones nerviosas, no son realmente dolorosas. Estas quemaduras necesitan atención profesional.
  4. Las quemaduras químicas debidas al contacto con sustancias alcalinas o ácidas deben limpiarse inmediatamente con abundante agua.

Cuando laves a tu mascota, usa guantes plásticos, un jabón suave y agua para remover cualquier químico u objeto extraño del cuerpo. Seca dando golpecitos suaves con una toalla, pero no frotes. Si hay señales de enrojecimiento o ampollas, acude al médico veterinario en busca de asistencia.

Envenenamiento

Mantenga fuera del alcance de su mascota los productos potencialmente tóxicos como venenos, desinfectantes, medicinas, etc.

Los síntomas de envenenamientos incluyen vómitos, diarrea, colapso, convulsiones y coma. Si el veneno hace efecto y la mascota sufre un colapso, llévala de inmediato al médico veterinario, junto con el envase de lo que ha ingerido. Esto será de gran ayuda para el profesional.

Ten en cuenta que solo se induce al vómito cuando el veneno es ingerido en la última hora, cuando el animal está consciente y se tiene la certeza de que no ha ingerido ninguna sustancia cáustica o irritante. En ese caso, induzca al vómito con una solución concentrada de agua con sal. Esto permitirá ganar algo de tiempo hasta llegar al veterinario.

Lean aquí aquí la segunda parte

Qué le pasó a mi mascota parte 2

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on email

Ediciones digitales