¡A mi mascota no le queda su collar!

Hablemos de sobrepeso y obesidad en la mascota


Por M.V. Esp. Michel Cardona

Gerente de Desarrollo y Aprendizaje

Gabrica SAS

El sobrepeso y la obesidad en la mascota, pueden definirse como una acumulación excesiva de grasa en el cuerpo y pueden llegar a causar problemas médicos graves.
El excesivo aumento de peso afecta la calidad de vida de cualquier mascota, genera más enfermedades y sobre todo, reduce la esperanza de vida de nuestro engreído.

Cuando un perro o un gato tienen sobrepeso se pueden notar cambios en su cuerpo y conducta. Así, por ejemplo, no se pueden sentir las costillas al tacto, se rehúsan a hacer ejercicio o se cansan más rápido y hasta el collar les queda más apretado.

¿Qué provoca el aumento de peso?

Los malos hábitos alimenticios de la familia mascotera. Es un hecho comprobado que los problemas de obesidad en perros son mayores cuando sus dueños también la padecen. Estos se presentan con mayor frecuencia en los hogares de gente mayor, en comparación con las casas encabezadas por dueños jóvenes o de mediana edad. Aquí algunas causas:

  1. Alimentarla «a voluntad».
  2. Servirle más raciones de comida que las que necesita por día.
  3. Ofrecerle sobras de comida casera.
  4. Darle “premios” en exceso porque el animal los pide.
  5. Servirle comida adicional que le dan otros miembros de la familia o alimentos comerciales de mala calidad saturados en grasas.

La edad es un factor de obesidad

Los perros mayores son menos activos y necesitan menos calorías; algunas razas de perros son más propensas a engordar; las mascotas esterilizadas y castradas tienen un metabolismo más bajo y necesitan menos calorías. Además, hay que tener en cuenta algunos trastornos clínicos que causan sobrepeso.

Cómo controlar el sobrepeso

Si la mascota ya es obesa necesita una dieta de prescripción o con indicación para reducción de peso e ingesta de calorías. Estas dietas, por lo general, tienen la concentración más alta en fibra, contenido regulado de carbohidratos y proteínas altamente digestibles. Asimismo, existen dietas que activan la Nutrigenómica (o la ciencia que estudia la interacción entre los alimentos y sus componentes, con los genes) para ayudar a bajar de peso a las mascotas.

La alimentación con comida casera no es recomendable, pues son menos equilibradas que los alimentos comerciales y por ello se dificulta establecer la ración adecuada para el buen desarrollo y mantenimiento de la mascota.

En conclusión, un padre de mascota responsable estará atento al peso de su mascota, pues cuando el sobrepeso y la obesidad no son controlados a tiempo pueden ocasionar serios problemas de salud en nuestros queridos engreídos.

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on email


Ediciones digitales