Vamos a jugar con nuestra mascota

Jugar para las mascotas es todos. Los perros no pueden hablar como nosotros, aunque a veces parece que lo hicieran, verdad.

A ver, los perros se comunican con su cuerpo, así como nosotros nos comunicamos entre líneas, ellos también pueden enviar señales muy sutiles que pueden ser difíciles de entender.

La ilustradora Lili Chin ha creado unas bellas ilustraciones que nos pueden ayudar a comprender el lenguaje de los perros. Así por ejemplo, evitar nuestra mirada, lamerse la nariz, bostezar, olfatear o rascarse son señales de que el perro no está cómodo.

En cambio, cuando quieren jugar se inclinan y se estiran para darnos a entender sus intenciones. También pueden traernos la pelota o su juguete favorito para que se la pateemos o lo lancemos lejos y empezar ese juego de llevar y traer que tanto les gusta jugar hasta cansarse.

Si alguna vez escuchas decir que los perros no sonríen, ya sabes que se equivocan porque estamos seguros que tú mismo habrás visto una enorme sonrisa dibujada en su cara toda vez que lo acaricias y juegas con él.

Compartirnos la dirección de la artista para que aprecies sus trabajos.

Doggie Drawings

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on email




Ediciones digitales