Mascotas a la venta en el confinamiento

En el Reino Unido, el confinamiento aumenta la venta de mascotas

Desde que empezó la pandemia, es más habitual ver a hombres o mujeres paseando perros por los muchos parques que hay en Londres como en miles de otras ciudades en el mundo, y se han convertido en una imagen habitual.
Pero el confinamiento ha creado una “curiosa” necesidad en los ingleses.

Es noticias de estos días que se han disparado la venta de mascotas en Reino Unido. Al principio, cuando estaba prohibido salir a la calle, tener un perro era un salvoconducto para poder estar en el exterior. Luego las mascotas se han convertido en compañeros en los momentos de mayor aislamiento y soledad.

Solo entre marzo y septiembre se compraron 5,7 millones de nuevas mascotas, de las cuales 2,2 millones eran perros, según datos de la aseguradora Direct Line (que, entre su póliza, incluyen también lo de mascotas). En mayo, apenas un mes y medio después del inicio del confinamiento, los criadores británicos informaron de una escasez de cachorros de perros. Las listas de espera se habían cuadriplicado y los precios, duplicado. La Real Sociedad para la Prevención de la Crueldad hacia los Animales (RSPCA) comunicó un aumento del 600 por ciento en las visitas a sus páginas de crianza de perros.

Muchas familias se habían quedado en casa encerradas con sus niños. Las escuelas estaban cerradas y las horas pasaban sin orden en las casas. Muchos lo vieron como una oportunidad para adquirir las primeras mascotas para sus hijos. Disponían del tiempo y de las ganas para cuidarlas. Eligieron conejos, hámster, conejillos de indias. Se triplicaron sus ventas. Eran baratos y no ocupaban mucho espacio.

Hay estudios que indican que las personas con perros pasaron tres veces más tiempo en la calle y en los parques que las que no tenían. Y que luego dedicaron el tiempo que les corresponde (que es una hora diaria) para ellos, para pasear o hacer ejercicio sin el perro. Y también se ha demostrado que los niños con mascota fueron más activos que el resto. Otro estudio de la Universidad de York ha concluido que compartir la casa con una mascota durante el confinamiento ha sido un alivio, una válvula de escape para el estrés.

Desaparecen extrañamente los perros de raza... - Perros Seguros

Contrabando canino

Pero esta fuerte demanda ha originado la importación ilegal de miles de mascotas desde otros países. Las mafias proceden principalmente de Rumanía. Se trata de un negocio muy lucrativo con unas penas muy bajas en caso de ser pescados en la frontera.

Ahora se teme un fuerte incremento de los abandonos de perros una vez termine el confinamiento.

“Esperamos que esto no pase.”

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on email

Ediciones digitales