Los perros prefieren los carros eléctricos

Sabías que también los perros prefieren viajar en los carros eléctricos. Para nosotros son más ecológicos, tienen menos vibraciones y menos ruido: y para ellos son más relajantes.

Bonitos, buenos y respetuosos con el medio ambiente: así son los perros que prefieren viajar en carro.  Lo que pasa es que podemos afirmar que nuestras mascotas tienen también un alma “ecológica” y lo demuestra un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Lincoln  por encargo de CarGurus.

Esta investigación comprobó el comportamiento de veinte perros durante trayectos cortos en un carro diésel y en uno eléctrico.

La actitud y el comportamiento de las mascotas, en el paseo mostró diferencias. En viajes cortos, el 50 por ciento de las mascotas estaban más inquietos y se levantaban más a menudo desde una posición acostada. 

Los perros prefieren los carros eléctricos

El vehículo eléctrico, por otro lado, con menos ruido y muchas menos vibraciones en la carretera, hizo que los perros se relajaran más, tanto que su frecuencia cardíaca se redujo hasta en un 30 por ciento.

Durante el viaje, todos los participantes de cuatros patas del estudio fueron sometidos a detección biométrica (un sistema informático que reconoce datos fisiológicos y de comportamiento y los compara con los que ya están en su poder) y filmados con una cámara para identificar cualquier comportamiento anómalo o que indicara relajación o nerviosismo.

Entre viajes, los perros podían descansar y relajarse. El estudio también identificó otro hecho interesante.

La conexión entre la frecuencia cardíaca y el mareo por movimiento, llamado también soroche. 

Cuando viajaban en vehículos eléctricos, los registros biométricos revelaron que sus latidos cardíacos se ralentizaban significativamente en comparación con los que viajaban en diésel.

Otro estudio separado también destacó la preferencia de los perros por los autos eléctricos: el 39 por ciento de los cachorros se acomodaron mejor, el 43 por ciento estaban más tranquilos, el 42 por ciento parecía menos ansioso y el 45 por ciento se quejaba menos. 

Por tanto, si el dueño de un perro está pensando de cambiar de carro, además de espacio y comodidad, también deberá evaluar bien en la elección de la alimentación de este, la tranquilidad de su perro también importa.

Comparte esta publicación