Los niños y el rescate del planeta

En PLANETA MASCOTA, queremos dejar nuestro pequeño aporte, para hoy, el DIA MUNDIAL DEL MEDIO AMBIENTE.

La situación por la que está atravesando el mundo es como el guion de una película apocalíptica que nadie quiere ver, solo que la estamos protagonizando nosotros.

Desde hace décadas se vienen firmando pactos, convenios, tratados, pero no se aprecian cambios palpables. El Cambio Climático, los gases de Efecto Invernadero, el adelgazamiento de la capa de ozono, la pérdida de biodiversidad, la degradación de tierras, la contaminación de las aguas subterráneas, deforestación y desertificación, la aparición de plagas por prácticas agropecuarias con pesticidas, la contaminación de mares y ríos son los problemas palpables que están dañando directa o indirectamente nuestro planeta.

Los animales no son ajenos a esto. Ellos son los principales afectados porque estamos acabando con sus hábitats naturales.
¿Qué hacer? Pues hay mucho por hacer, información hay de sobra.
Como en las antiguas civilizaciones encontremos desde donde estamos la forma de hacer la diferencia con pequeñas acciones porque todo suma.
Y comenzar con los niños, enseñarles con el ejemplo hará la gran diferencia.

¡Comencemos ahora!!

Tener conciencia ambiental significa trabajar para que los niños comprendan que proteger y conservar el medio ambiente es cuidar la vida misma.

Por los animales, el medio ambiente y el planeta

  1. Los animales, el mar, la tierra y el aire son fuente de vida. Utiliza los recursos del planeta con sabiduría.
  2. Vive sin dañar ni destruir la vida a tu alrededor.
  3. Cuida el mundo presente para tener futuro.
  4. Enseña a tus hijos con el ejemplo. Los más pequeños deben comprender que todo lo que hacen tiene una consecuencia.
  5. La escuela es el mejor lugar para que los niños desarrollen su conciencia medioambiental. Únete a los maestros para que tengan experiencias significativas.
  6. Las mascotas son el primer contacto que los niños tienen con la naturaleza dentro de casa. Enséñales a cuidarlas, respetarlas y amarlas.
  7. Unas macetas, un jardín, un parque son otra forma de enseñarle a los niños el respeto por la vida.
  8. Visitar una granja, conversar con los agricultores enseña a los más pequeños de dónde viene la leche, las verduras y frutas.
  9. Los más pequeños deben tomar conciencia del daño que el plástico hace al planeta. Ser consumidores conscientes es un primer gran paso para detener los efectos del Cambio Climático.
  10. Tomar conciencia no basta. Es tiempo de actuar. Infórmate sobre lo que puedes hacer en tu comunidad. Y no gastes energía en tratar de cambiar el mundo. El cambio empieza en ti.

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on email




Ediciones digitales