Inicio NoticiasEntrevistas Valentina y Sergio, una pasión que late en un corazón

Valentina y Sergio, una pasión que late en un corazón

por Planeta Mascota

Ella es de la ciudad del amor, Roma, él es originario de Toluca, México, y ambos se conocieron en California trabajando para Gabriel Rangel, uno de los mejores peluqueros caninos del mundo. Valentina es estilista canina, groomer, y Sergio handler profesional. El amor los unió y la pasión es el corazón de su trabajo. Conozcamos y aprendamos más sobre lo que es un handler.

 

Empecemos por el principio, lo que muchos se deben estar preguntando es qué es un “handler”, pues bien, para definirlo de una manera muy sencilla, un handler es un presentador de perros profesional en exposiciones caninas de belleza, y también puede ser un manejador de  perros.

Groomer, estilista de perros, ¿Cómo surgió la idea?
Valentina. Todo empezó como un capricho. Durante mis estudios universitarios, cuando iba de camino a la universidad,  en la ruta había una escuela de preparación para groomers que siempre me llamó la atención hasta que  un día llevé a mi perro, un staffordshire, a que tome un baño. Esa fue la excusa perfecta para hacer preguntas, y entonces tomé la decisión de inscribirme en el curso, ya a partir de ahí todo fluyó muy rápido. La pasión me desbordó tanto que hice un alto en mi educación universitaria.

Así fue como trabajé en varias tiendas de mascotas y veterinarios como groomer o estilista canina en Sevilla, y también colaborando con la escuela donde había aprendido. Mi profesor, excriador de welsh terrier, me trasmitió su pasión por los terriers para exposiciones, y fue él quien al no haber podido cumplir su deseo de ir a los Estados Unidos a especializarse, el que me convenció de que lo hiciera en el mejor lugar para aprender, es decir, la casa del Sr. Gabriel Rangel.

Sergio. Yo empecé a trabajar con perros desde la edad de 12 años. Después de la escuela me iba a un hospedaje para perros de exposición en Toluca, México, que pertenecía a un importante handler de Sudamérica y América Central, su nombre, Oscar Hernández Lizardi.

Trabajé con Oscar durante 5 años consecutivos. Más tarde comencé a tomar los perros como handler y  a ganar experiencia  para ser capaz de convertirme en profesional.  Luego, viajé a los Estados Unidos, específicamente al criadero de Airedale terrier “Terrydale”, por recomendación de Gerardo Reyes, también handler, juez de competencia y criador de esta raza, especializado como groomer de terriers.

Después de algún tiempo, partí rumbo a California, al hogar del Sr. Rangel, donde conocí a Valentina, nos enamoramos y nos casamos en el 2008, en San Bernardino. Actualmente, tenemos un niño llamado Alexander que ama a los perros tanto como nosotros.

¿Cuál es la experiencia de trabajo que más satisfacción les ha dado? Sin duda, el mundial “World Dog Show”, en París, en el 2011. Por primera vez, presentamos en esta competencia a 4 perros de raza fox terrier, dos de ellos criados por nosotros en la clase joven, un macho y una hembra; y un macho y una hembra en la clase campeones clase abierta.

Los más jóvenes han sido respectivamente subcampeones del mundo joven. El macho adulto fue vicecampeón del mundo detrás de un fox terrier wire. Además, en los últimos años, ha hecho un poco de historia en esta raza en Europa y los Estados Unidos, procedente de una cría sueco.

El macho presentado por Sergio había participado un año antes en una manifestación de groomers en Milán como una preparación hecha por Sergio por esta raza. Ese día, Sergio había visto a este macho de propiedad de un pequeño criadero dedicado principalmente a los perros de trabajo. Y convenció a su dueña, Patrizia Borroni, de que su perro podría llegar a ser un gran campeón, por lo que Sergio lo hizo participar en la competencia mundial en París.

Como podrán imaginar, su propietaria saltaba de alegría y se conmovió mucho al ver que su mascota, ocupó el segundo lugar en el mundo. Por si fuera poco, consiguió  también el Certificado de Aptitud para el Campeonato (CAC) y el Certificado de Aptitud de Campeón Internacional de Belleza (CACIB).

La hembra,  campeona en su categoría, ganó el tercer lugar. Sin duda, esta fue una de las más grandes satisfacciones por los resultados obtenidos entre más de 130 perros de la misma raza, venidos de todas partes del mundo. 

¿Es solo pasión o qué es lo que se necesita para ser un verdadero handler?

Sergio: La pasión antes que todo, sin duda. Pero, para ser un verdadero handler se debe nacer con el feeling, con ese algo especial relacionado al lenguaje de los perros, y eso no se aprende.

Uno puede aprender y copiar las técnicas de handling, pero la sensación que se transmite a los espectadores es solo comparable a la sensación emocional que puede transmitir un cantante durante una actuación. No todas las personas que tienen una buena voz pueden llegar a ser cantantes.

¿El handler solo participa en concursos caninos?

Sergio: El trabajo de un handler, desde mi punto de vista, comienza durante la semana de preparación que tiene con el perro que va a llevar a la competencia. Por ejemplo, yo no hago los mismos ejercicios que hago todo el tiempo. Prefiero mirar al perro como si fuera un miembro de la familia y tratar de entablar una comunicación con él, y luego demostrar la sensación que se puede tener con un animal durante la carrera. Definitivamente, hace falta una relación muy muy estrecha con el perro, además de los requisitos físicos y un cuidado de pelo adecuado.

¿Qué otros espectáculos y concursos caninos han despertado su emoción?

Sergio: Las mejores exposiciones caninas del año son el “World Dog Show”, el “European Dog Show” y el “Westminster”. Otros son el “Montogomery” y el “Cruft”.

Todas estas exposiciones son muy interesantes ya que los participantes vienen de todas partes del mundo, el número de miembros es muy alto y los títulos son muy prestigiosos. Regularmente, participamos en dos o tres de estas exposiciones. Westminster, por ejemplo, se lleva a cabo en Nueva York en febrero; Montgomery, en octubre, cerca de Filadelfia y el Cruft, todos los años, en el mes de marzo, en Inglaterra.

¿Poseen su propio criadero? ¿Qué raza crían?

Valentina: Desde el año 2008, tenemos nuestra propia cría llamada “Corazón Espinado”. Son fox terrier wire y schnauzer miniaturas, negro y plata. 

¿Participan siempre con animales de otros propietarios o también compiten con los de su criadero?

Valentina: Cuando estamos en Italia, tratamos de llevar a nuestros perros, en su mayoría criados por nosotros, pero siempre le damos más espacio a los perros de nuestros clientes.

Como handlers, ¿recuerdan alguna situación que haya llamado su atención en especial?

Valentina: La mejor experiencia de todas, sin duda, fue cuando ganamos el concurso del  Best in Show, en Liubliana, capital de Eslovenia, con un jack russell terrier que ganó el BIS en un día y al día siguiente una reserva de BIS.

Sergio jamás olvidará la emoción que tuvimos aquella ocasión porque, realmente, ese fue un gran espectáculo.

El perro era muy especial, el anillo le gustaba mucho, y la verdad que también sentía la emoción y la adrenalina del momento. Sus ojos le brillaban curiosos y atentos. La energía fue mágica.

¿Qué consejos podrían brindarles  a los jóvenes peruanos que aman a los animales y están interesados en esta actividad?

Sergio: Si creen que tienen la predisposición para llevar a un perro de forma emocional y con muchas pasión, aprendan las  técnicas y viajen por el mundo.

El conocimiento es fundamental. Además, muchos handlers están dispuestos a entrenar a los jóvenes para aprender el negocio a cambio de ayuda en su kennel. Eso sí, esto es un trabajo muy duro y en mi opinión es completo, incluso con la preparación en el grooming, el cual es fundamental para mejorar la raza. Tengan esto en mente, cinco años de aprendizaje como mínimo y estarán en condiciones de empezar su camino en esta hermosa profesión.

ENTREVISTA PUBLICADA EN EL NUM. 19 (2013)

Artículos Relacionados

Deja un comentario