Todos los perros de mi vida

Una conversación con Gianfranco Brero

¿Cómo se inició tu relación con los perros?

En mi casa materna nunca hubo perros por la sencilla razón de que alguien dijo: -¡Perros No!-

Y cuando me fui a vivir con Charo, mi esposa, ella me dijo tengamos un perro y le repetí lo que escuché toda mi vida: -¡Perros No!-. Y es que a ti te educan con eso, por ejemplo si vas a la casa de mi hermana, mis sobrinos ven un perro y dicen hay que lindo, mami perrito y ella dice: ¡No!

Charo me dijo que ella había vivido con perros, que su hermana los recogía, los llevaba a la casa y de pronto en un descuido su mamá los llevaba a la perrera. Sí, mi suegra era fatal.

Bueno con el tiempo nos hicimos de uno, un cocker, mi sueño de chiquito, no destrozaba nada, pero era muy nervioso, sonaba el timbre y era un escándalo, así que finalmente lo tuve que regalar.

Cuando Valentina cumplió 15 años, dijo quiero un perro, y tuvimos un braco, un perrazo de locos, al que lamentablemente tuvimos que regalar. Tiemo después mi esposa y mi hija fueron a una exposición canina donde los poodles  les robaron el corazón. Y así fue como legó Taison a la casa, un poodle que sobrevivió a una camada de cuatro y que este próximo febrero cumple 8 años con nosotros, pero como Charo quería tener un perrito negro, una navidad le regalé a Santito.

Santito es tremendo, muy divertido y junto a Taison hacen de las suyas, ambos son de carácter diferente, uno es más sociable que el otro, pero ambos son encantadores.

¿Qué fue lo que más te gustó de los poodle?

La maravilla del poodle es que no pierde pelo, no es como los otros, simplemente no cambia de pelo. Me gustaría cruzarlos, solo que a uno de ellos no porque le falta un huevo, medio rarito es (sonríe) por más que le hacíamos de todo no le interesa el tema.

¿Después de tantos años, estos perros han despertado en ti las ganas de rodearte de ellos?

Digamos que yo no tenía ganas, pero mi mujer había tenido un collie, y en un determinado momento su madre, no sé qué hacía pero desaparecía a los perros, que si la perrera, que si se escapaban, pero éste regresó a casa, incluso me cuenta que el perro iba a clases con ella y la profesora le decía: -Charo saca al perro-.
-Miss, pero yo no lo puedo sacar, sáquelo usted-. Y el perro con un grrrrrrr ganaba, es decir Charo estudió con el perro a sus pies.

Ahora tienes 2 perros y un gato… 

No, solo perros porque mi hija Valentina trajo un gato, y la verdad que son  maravillosos, pero son independientes, tú eres la propiedad del gato y no al revés. Los gatos tienen ese algo especial, no sé de pronto estábamos comiendo y se tiraba sobre la mesa, yo me divertía muchísimo.

Actualmente, Charo y yo vivimos solos en la casa, me refiero a sin hijos porque a ella que le gustan más los animales ha traído peces, gatos, es decir los animales nos gustan.

¿Los animales de alguna manera acompañan a la familia?

Taison es un compañero total, es muy cariñoso, el otro es tremendo también, Taison aprendió en 2 segundos lo que le enseñábamos, en cambio el otro no aprende nada, pero son grandes compañeros.

A Taison le enseñamos un par de cositas con los alimentos. Por ejemplo, si le doy de comer en la boca jamás me lo han arranchado nada, natural, muy educado, muy fino en cambio el otro te salta encima.

Una vez se nos perdió y no lo encontrábamos, el sufrimiento, el llanto de mi mujer y de mis hijos era indescriptible. Fueron 3 días de tristeza, de llorar y llorar, querían poner una denuncia, llamar a Radio Programas, etc.

Y saben lo que ocurrió, un vecino cercano se lo había agarrado y en vez de devolverlo, sabiendo que era nuestro, vino a pedirnos un rescate.

Pero todo el tiempo que el perro no estuvo en casa fue alucínate, era un sensación muy triste el pensar qué le habrá pasado, dónde estará. Es como un hijo, todos han llegado a nosotros desde que eran cachorros.
Hoy puedo afirmar, sin duda, que los perros son parte de nuestra familia.

 

ENTREVISTA PUBLICADA EN EL NUM. 8 (2012)

 

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on email

Ediciones digitales