Inicio NoticiasEntrevistas Bruno, el suertudo más feliz del mundo

Bruno, el suertudo más feliz del mundo

por Planeta Mascota

Una conversación con Rossana Fernández Maldonado

¿Cómo llegó Bruno a tu familia?

Hace unos años trabajé en Colombia y fue allí donde encontramos a Bruno

No sabemos de qué raza es, lo adoptamos en la Sociedad Protectora de Animales de Bogotá, donde lo recogieron de la calle, tenía heridas, parecía que lo habían masacrado y estaba muy enfermo.

En el país de la cumbia, “Bruno” es un nombre muy común para perros, a nosotros nos pareció gracioso y lo dejamos así.

Bruno junto a nosotros

Bruno y Nicolás, mi esposo, tienen una relación muy especial, él lo engríe como nadie, lo sube a la cama y la siesta es una escena encantadora, mi esposo toma la siesta en un sillón y Bruno se sube encima de él para dormir juntos y abrazados.

Bruno es super cariñoso, cuando estoy sola en casa me persigue por todas partes, incluso hasta el baño, y me da besos porque sabe que estoy sola.

Cuando quedé embarazada de Maytena, nuestra hija, Bruno fue el primero en darse cuenta, no quería estar con Nicolás, sino conmigo, y se echaba encima de mi barriga. Y cuando mi esposo regresaba a casa, solía correr a saludarlo, pero por aquel entonces le volteaba la cara, no quería ni verlo!

Lo cierto es que todo el embarazo se la pasó pegado a mí, en el parque no dejaba que ningún perro se me acercara, con su faceta protectora me demostraba lo mucho que me quería.

Con la llegada de Maytena, Bruno vivió un shock porque ya no lo podía tener encima de mí todo el tiempo, si lo vieran, cuando le daba de lactar a la bebe, él se echaba a mis pies, acompañándome.

¿Cómo cambió la vida de Bruno con la llegada de la bebe?

Mi esposo y yo leímos mucho sobre el tema porque nuestro perro es como  nuestro hijo. En casa me decían: -¡Vas a tener que regalar al perro!- O me contaban historias como: -“Fulanita tuvo que regalar al perro porque atacó al bebe”-.

En fin nos informamos bastante y de lo que se trata es de tener mucha paciencia y tratar al perro como si fuera el hermano mayor. Por ejemplo, hicimos que Bruno oliera la ropa de Maytena antes que ella llegara a la casa, y cuando estuvimos en casa con la bebe en brazos, antes de entrar al departamento, me acerqué para que él la oliera, la conozca y le dimos un regalo, como diciendo tu hermana te lo ha traído y así tratar de que no se sintiera rechazado. Eso sí sólo tuvimos que tener cuidado de que no se tire encima de ella, pero que sí esté presente.

No se nos ocurrió jamás cerrar la puerta del cuarto de la bebe, sino más bien que me vea con ella y él cerca de mí, hicimos de todo para la que relación fluyera con naturalidad y él entendió perfectamente. Además, como son de inteligentes los perros, que comprendió que no se le podía acercar, que no podía agarrar las cosas de Maytena porque si lo hacía lo regañábamos.

Si bien al principio estábamos preocupados, ahora pueden ver a mi hija jalarle de la cola, las orejas, claro también le explicamos que no debe hacerlo porque al perro le duele, pero Bruno es tan bueno que la mira como diciendo no me hagas eso y al final se deja (risas).

Maytena lo quiere un montón y él también es delicado con ella, cuando la bebe le da una galleta él la toma con mucho cuidado.

Ahora que tienes a Maytena ¿cómo te organizas con Bruno?

Todos ayudamos en casa, por lo general, lo saco a pasear después de almuerzo mientras Maytena duerme. En la noche, sale a pasear con la persona que trabaja conmigo y Nicolás lo saca en la mañana cuando van a dejar a Maytena al nido. Mi esposo tiene la costumbre de no sacarlo con correa porque le hace caso. Pero, claro yo ¡No lo recomiendo! porque es un animalito y puedo pasar cualquier cosa, pero  ellos salen juntos con el perro al costado, Nicolás le dice espérame acá y él espera en la puerta del nido. Como ven, tratamos de sacarlo tres veces al día porque yo vivo en un departamento y los perros necesitan ejercitarse.

¿Confirmas entonces eso de que las mascotas deben salir a pasear?

Claro, es importante que salgan a pasear para que se relajen y de paso a nosotros nos hace muy bien. Todos salimos, incluida la bebe, en plan familiar con el perro.

En Bogotá, por ejemplo, todos son departamentos y salir con la mascota es una costumbre. Además, allá he visto los “colegios de perros”, donde una movilidad los recoge, se los llevan hasta las cuatro de la tarde y luego los dejan en tu casa. Los perros llevan su lonchera y durante ese tiempo los sacan a pasear porque la gente está todo el día en el trabajo y el perro también se pone triste cuando pasa muchas horas solo.

¿Y llegaste a poner a Bruno en el colegio?

Sí, yo trabajaba en una novela y mi esposo que en ese momento era mi novio iba y venía porque no vivía permanente conmigo, así que cuando decidimos adoptarlo a mí se me hizo un mundo. -Cómo vamos hacer si tú no vas a estar y yo trabajo, pobrecito-. Y fue en la Sociedad Protectora de Animales donde me comentaron que habían muchos sitios así, donde recogen al perro, entrevistan a la familia para conocerlo mejor, también cuenta con un psicólogo canino para definir su carácter, de modo que cuando viene la movilidad no lo juntan con perros agresivos.

Bruno subía a la camioneta con su mochilita con el nombre bordado, me lo recogían en la mañana, es más si yo no estaba le dejaba las llaves al portero y en la tarde también me lo regresaban, le mandaba su comida o lonchera y lo llevaban a un sitio como Pachacamac o Cieneguilla donde hay un jardín enorme con un canódromo para que corran, y si uno pagaba un extra lo entrenaban en agility y más.

Bruno iba tres veces por semana a su escuela, estaba feliz y yo también. No me remordía la conciencia de que estuviera todo el día encerrado, y cuando llegaba a la casa estaba feliz. Una vez cuando venían a recogerlo empezó a correr de felicidad, y corría a la esquina a hacer la pila porque sabía que en la movilidad no se podía hacer (risas). Es inteligentísimooo!!

Bruno Super Star

Bruno tuvo distemper, una enfermedad que mata a 96 de cada 100 perros, él se salvó sabe Dios por qué y pese a todas las secuelas, es un milagro que esté vivo, hoy tiene 5 años y está perfecto, incluso tuvimos que operarle la pata porque tuvo una caída de pequeño y ésta se le doblaba más y más a medida que crecía, ya cuando creíamos que había que amputársela, el Dr. Pancho Cavero me dijo: -No te preocupes, se la vamos a arreglar-. Y hoy está perfecto!

Bruno ha salido en televisión (risas), en Colombia, de extra en una telenovela y acá en el programa “Hola a Todos” lo he llevado un par de veces, en la página web de la Sociedad Protectora de Animales de Colombia es la imagen y ahora espero que a todos en Planeta Mascota les guste.

Cuando adoptas a un animalito le estás cambiando la vida,

y el más feliz serás tú por todo el amor que te va a dar.

Por la experiencia que has tenido con Bruno, ¿adoptarías otra mascota?

Totalmente. Cuando estaba en Colombia, mi esposo era el que me decía, adoptemos un perro, compremos un perro, así que empezamos a averiguar y nos encontramos con una amiga que acaba de adoptar un perro en estos centros de animales y éstas fueron sus palabras textuales: -“A los perros de raza siempre los van a comprar, a los perros de la calle, que no son ni bonitos y ni tienen dónde estar, los van a matar o se mueren solos y enfermos, es terrible”-.

Así que me dije, voy a ver, y cuando entras a ese lugar ves tantos perritos que te miran diciéndote por favor llévame, la verdad que te conmueve el corazón. Por eso, cada vez que alguien me dice quiero un perro, yo le digo adopta, es una experiencia única. Los perros son super agradecidos y hay tantos perros que están por ahí vagando esperando que una alma caritativa los recoja  o los lleve a un albergue, sólo que allí están tan saturados y ya no pueden hacerse cargo de todos. ¡¡Adoptar es Ayudar!!

Los perros son buenos, son fieles y la alegría que te da un “chusquito” es la misma que te puede dar un perro de raza, y al adoptar se crea un vínculo más especial porque sabes que le estás dando amor a un animal que lo necesita. Es por eso que voy a participar en una campaña grande fomentando la adopción de los perros. Bien Rossana!!!

 

ENTREVISTA PUBLICADA EN EL NUM. 15 (2013)

Artículos Relacionados

Deja un comentario