La ultima despedida a tu mascota

La ultima despedida a tu mascota … Cuando llega el momento. Fidelidad absoluta, cariño, amor incondicional y la gratitud de una mascota son algunos de los adjetivos que definen su carácter.


Cuando llega el momento de su fin, La ultima despedida a tu mascota deja un vacío absoluto, una herida en el corazón, un silencio infranqueable. Ellos siempre han jugado un papel importante en la vida de una persona o una familia, sus demostraciones de devoción nunca serán olvidadas por quienes la tuvieron a su lado.

Tarde o temprano, quienes deciden quedarse con un amigo de cuatro patas tienen que lidiar con el hecho de que la esperanza de vida de una mascota es mucho menor que la de nosotros humanos. Una realidad tan obvia como difícil de aceptar, sobre todo cuando la mascota se convierte en parte de nuestra vida como también en un miembro de la familia.

Un día difícil para lo que hay que prepararse

Excluyendo los casos de accidente o muerte por causas naturales, muy a menudo puede encontrarse en una situación más dolorosa: la enfermedad del animal avanza y no prevé la posibilidad de tratamiento, causándole mucho sufrimiento y la perspectiva de vivir mucho tiempo con agonía. En este caso, de acuerdo con lo establecido por la ley y las instrucciones de los veterinarios especializados, debemos procesar y tomar la decisión de “dormirlo”(Eutanasia), un momento angustioso para todos los miembros de la familia, y es por esto que es muy importante prepararse psicológicamente.

Las elecciones a tomar

Establecido que la enfermedad del animal es realmente incurable, los propietarios deben realizar un procedimiento muy específico. El cuerpo del animal puede someterse a diferentes procesos en función de la elección de los miembros de la familia. En el caso de que seas dueño de un terreno, puedes solicitar enterrarlo en su interior, de lo contrario puedes proceder con la cremación única y posteriormente guardar los restos de tu compañero perdido en una urna especial. De no tener posibilidad de estas opciones, puede pedirle a su veterinario directamente que se encargue del cuerpo o lo lleve al cementerio de animales más cercano y lo entierre.

¿Adoptaste un perro anciano?

El papel de los miembros de la familia

Cualquiera que sea la mejor opción para tu amigo fallecido, es importante saber que los últimos momentos de su vida son absolutamente aquellos en los que más necesita a las personas que le importan. Muy a menudo el dolor al que se enfrentan los dueños les lleva a no querer estar presentes cuando el veterinario pondrá fin al sufrimiento del animal. Sin embargo, estar cerca de él es el mayor acto de amor que podemos realizar. Es precisamente en ese momento que la mascota busca a las personas que siempre lo han cuidado y de las que buscan calidez y consuelo para su último momento.

Esta es una de las etapas más difíciles de afrontar. Decir adiós a su compañero de cuatro patas es para muchos un momento traumático del que prefieren escapar y no afrontar. Un dolor demasiado grande para soportarlo aún más si la decisión es aliviar el dolor de tu mascota.

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on email


Ediciones digitales