Tu mascota y el cáncer de mama

Tocar y acariciar tu mascota, para prevenir y salvar da los tumores mamarios.


Por Dr. Juan Manuel Lajara

CMVP 4073

Veterinario ROYAL PETS

Un simple gesto como lo de tocar y acariciar a tu mascota puede salvarle la vida, así de simple. Los gatos y perros pueden desarrollar diversos tipos de tumores mamarios, la mayoría de ellos malignos. El cáncer no espera, la atención veterinaria oportuna puede salvar la vida de tu mascota. 

Conociendo a los enemigos

  • Adenocarcinoma mamario

Los adenocarcinomas mamarios son malignos. Este tumor viaja a los pulmones y reemplaza el tejido pulmonar por tejido mamario canceroso. También invade las glándulas mamarias cercanas y ganglios linfáticos, un proceso que se llama metástasis. Las gatas tampoco están libres de padecer este tipo de tumores.

  • Tumores mamarios mixtos

Éste es el típico tumor que debes haber visto colgando de la barriga de una perrita hasta casi arrastrarlo por el piso. Son tumores malignos muy duros al tacto, pero con un avance muy lento.

En mi experiencia, la mayoría de pacientes con este tipo de cáncer viven muchos años.

  • Fibromas

Si luego de una biopsia mamaria escuchas las palabras fibroma, miofibroma, adenoma o mioma, éstas son buenas noticias.

Los fibromas son tumores que se sienten cuando palpas cuidadosamente a tu mascota, no son muy grandes, pueden desaparecer por sí solos, pero son poco comunes.

¿Sabías que, de cada 10 tumores mamarios en mascotas, 9 son malignos? Si notas que tu mascota tiene un bulto llévala de inmediato al veterinario. ¡Salva su vida!

Qué es lo que debes hacer

  • Esteriliza a tu mascota entre los cuatro y ocho meses de edad o antes de su primer celo porque la probabilidad de que tu perra sufra de cáncer de mama será de 0.1%.

La esterilización temprana es la vacuna más eficaz contra el cáncer de mama en perros.

  • Tocar, palpar, acariciar
    Cuando se trata de detectar tumores, estas palabras se convierten en sinónimos. Acaricia el vientre y cada glándula mamaria de tu perrita. Si encuentras una “bolita” lleva a tu mascota al veterinario, donde te informarán sobre una excelente técnica de biopsia: la citología. Un veterinario entrenado puede tomar una biopsia para citología y decirte en 10 minutos si tu mascota tiene cáncer de mama o no.

La ecografía, para un diagnóstico exacto

TODOS los demás veterinarios saben tomar la muestra para remitirla al laboratorio y en 24 horas tendrás una respuesta.

No es lo mismo un tumor del tamaño de un botón de camisa que uno del tamaño de una naranja.

Si dejas crecer un tumor mamario le estás diciendo a tu mascota: “Te quiero ver morir pronto”.

No dejes que esto pase, en muchos casos, el cáncer detectado a tiempo se cura.

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on email


Ediciones digitales