Inicio Alimentación ¡Soy lo que me das de comer!

¡Soy lo que me das de comer!

por Planeta Mascota

Los suplementos nutricionales y la salud de tu mascota

¿Piel seca, infecciones, caída del pelo, alergias? ¿Sabías que una dieta incorrecta puede ser la causa de estos y otros problemas de salud en tu mascota?
“Somos lo que comemos”, dice una conocida frase, aunque “Soy lo que me das de comer” es lo que diría tu mascota… 

La nutrición de tu mascota no es cosa de juego. Si su alimento no cubre el requerimiento dietético mínimo de nutrientes pueden aparecer signos clínicos de deficiencia como, por ejemplo, una piel seca, escamosa, inflamada, seborreica o bien un pelo quebradizo, opaco y con tendencia a la caída. Además, las mascotas mal nutridas no solo están en riesgo de infección, sino que está demostrado que una mala nutrición disminuye sus defensas.

Seguramente cuando surge un problema, lo primero que haces es cambiar la marca de alimento, mezclar el alimento balanceado con comida casera o seleccionar alimentos no adecuados para su edad, estado fisiológico o patológico. Craso error. Al final, tu mascota sufre el impacto directo de tus malas decisiones, en tanto que a ti te queda pagar los sobre costos de las enfermedades producidas por desbalances nutricionales.

Highlight

Los perros y gatos alimentados con dietas comerciales no suelen presentar  deficiencias de proteínas o energía, pero sí de ácidos grasos, vitaminas y minerales, mientras que los que consumen comida casera corren el riesgo de padecer diversos problemas nutricionales.

Suplementos nutricionales para mascotas 

Para corregir los signos de deficiencia se necesitará una terapia nutricional. La más frecuente vía de suministro es la oral, con el suministro extra de nutrientes de los suplementos nutricionales.

Estos productos contienen fórmulas diseñadas específicamente para brindar los nutrientes que tu mascota necesita en su dieta diaria, así como corregir los signos patológicos por desbalances alimenticios.

Estos nutrientes se incorporan a los procesos metabólicos de los órganos beneficiándolos mediante sus acciones estabilizadoras de membranas celulares, antioxidantes, antiinflamatorias, estimulantes de defensas y de la reparación de tejidos.

 

Es importante tener en cuenta que para obtener buenos resultados, el suministro mínimo debe de ser de dos a tres meses junto con la mejora en la alimentación y la ejecución de las medidas terapéuticas específicas ordenadas por el médico veterinario.

Los suplementos nutricionales pueden suministrarse desde las primeras semanas de vida de los cachorros y gatitos hasta edades avanzadas, así como en hembras gestantes o en estado de lactación. Claro está, sigue siempre las indicaciones de su veterinario.

Los suplementos nutricionales y sus beneficios

Los suplementos nutricionales constituyen una excelente alternativa para perros y gatos que no aceptan los suplementos en tabletas o cápsulas, ya que se mezcla muy bien con el alimento seco o húmedo. Estos son sus beneficios:

  • Desinflaman la piel.
  • Reducen la comezón, humedad o restablecimiento del adecuado nivel de agua intradérmica (combate la resequedad o xerosis).
  • Regulan la formación del sebo cutáneo y la queratinización (seborreas).
  • Reducen el mal olor de la piel.
  • Reducen la caída del pelo.
  • Ayudan a regenerar el pelo caído (alopecias) y mejorar la calidad del pelaje otorgando fortaleza, color y brillo.
  • Protegen los sistemas orgánicos de la degradación por radicales libres y estimulan el sistema inmune.
Recuerda, los dueños responsables se preocupan por la salud y bienestar de sus mascotas acudiendo al veterinario en busca de orientación pertinente. 

Artículos Relacionados

Deja un comentario