¡Un perro no es humano!

Cada especie en el mundo posee su propia psicología, nosotros tenemos la nuestra y los perros la suya, solo que muchas veces los tratamos bajo nuestra propia psicología y es ahí cuando cometemos el error más común: los humanizamos y es por ello que debemos recordar que un perro no es humano.

 

Carlos Romero Quinteros (EDUCANES)

Todo empieza cuando una nueva mascota llega a nuestro hogar, la engreímos y creemos que es igual a nosotros porque piensa, comprende y razona…
Sin embargo, es ahí cuando surgen los problemas de conducta. Para evitarlos, tenemos que comprender y recordar que nuestra mascota reconoce dos grupos:

  • El dominante (líder) y
  • El dominado (resto de la manada).

Nuestra misión: ser líderes.

Mente sana en cuerpo sano
Para los perros es sumamente vital el ejercicio físico.
Eso sí, siempre ten en cuenta la raza o tamaño de la mascota porque no se puede pretender que un pequinés corra una maratón 42k.
El ejercicio también está en los juegos, paseos y carreras. Esto generará el vínculo especial de liderazgo entre el «papá» y el perro.

Respetos guardan respetos
Siempre vemos a nuestras mascotas saltando tratando de llegar al plato a la hora de la comida, y por lo general lo que hacemos es darle inmediatamente su alimento.

Para poder recibir su comida, el perro debe estar calmado.
Debes enseñarle a mantener una conducta respetuosa y serena en todo momento porque sólo así comprenderá que tú estás a cargo.

Y ése es el respeto que le pedimos a nuestra mascota. 

Yo soy…
No todo acerca de la humanización de nuestros hermanos menores es malo. Ponerle un nombre es lo más natural, aunque no lo necesitan porque responden a sonidos (tono, modulación), pero si es necesario cuando conviven de 2 a más canes.

Lo mismo ocurre con la vestimenta. Ahora que las hay de todos los modelos, si va a elegir una comprueba que no genere una reacción negativa en tu mascota, como alergia a algún tipo de tela o notes que se fastidia porque la ropa está muy apretada.

Humanizar a nuestras mascotas es un error inevitable.
Por favor, recuerdas estas pautas y tendrás una mascota 100% alineada a su propia psicología canina.

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on email




Ediciones digitales