Las tres claves del ejercicio canino

Hacer ejercicio con tu mascota, siempre es agradable, pero tenemos en cuentas estos 3 temas claves: Cantidad, Intensidad y Tiempo


Por M.V. Randolph R. Baca Jara

CMVP 8155

Laboratorios Biomont

Todos somos conscientes de lo importante que es integrar a nuestra rutina diaria la práctica de ejercicio físico, los cuales son necesarios para mantener una vida saludable. Este mismo principio se aplica a nuestras mascotas, a las que debemos de proporcionar una rutina de ejercicios adecuada en cantidad, intensidad y tiempo.

En esta página, encontraremos información para integrar una rutina de ejercicios correcta para nuestro perro porque hay que tener presente que no todos necesitan el mismo tipo y cantidad de ejercicio.

¡A caminar, a correr!

Los ejercicios más comunes y al alcance de todos son la caminata y las carreras en tramos cortos. La cantidad e intensidad que necesite nuestra mascota dependerá del tipo de raza, ya que un perro de caza o un ovejero necesitan ejercitarse más que los perros de razas toys, como un chihuahua o un pequinés. Así también, los perros adultos necesitan más ejercicio que los cachorros o los perros de la tercera edad.

Tengamos en cuenta que antes de comenzar con una intensa carrera, debemos someterlo a un previo calentamiento con una ligera caminata por unos kilómetros, para luego ir aumentando la intensidad, teniendo cuidado que no se sobrecargue, ya que los perros pueden sufrir lesiones relacionadas con el esfuerzo al igual que nosotros.

Podemos iniciarlo con una rutina de 10 a 15 minutos y luego aumentarla, de acuerdo a la capacidad física que vaya desarrollando (tolerancia al ejercicio).

Jugando a jugar

Otra forma de ejercitarlo es mediante juegos, como el lanzamiento de pelotas, discos y otros, que no solo le favorecerá físicamente, también lo hará mentalmente y como beneficio extra, fortalecerá los vínculos afectivos con nuestra mascota.

También, debemos tener cuidado a la hora de elegir los juguetes que utilicemos. Por favor, descartemos los objetos pequeños o que puedan romperse con facilidad porque nuestra mascota puede tragárselos o lesionarse.

A continuación les brindamos unos consejos básicos para evitar inconvenientes a la hora de ejercitar a su perro:

  • No lo ejercite después de sus comidas, lo ideal es hacerlo 2 horas antes o 2 horas después.
  • Tenga agua fresca y trate de que beba constantemente, pero en cantidades pequeñas.
  • Ejercítelo por la mañana o por la tarde. Y en verano, NUNCA AL MEDIODÍA porque el calor lo puede afectar seriamente.
  • Sáquelo siempre con correa, sobre todo si aún no tiene un entrenamiento adecuado.
  • Cuide que no ingiera objetos extraños.
  • Después de la rutina revise a su perro y preste una especial atención a las patas, almohadillas y entre los dedos.
  • Bríndele una dieta con la cantidad necesaria de energía y proteínas.

Por último, lo más importante, antes de comenzar con una rutina de ejercicios físicos, busquemos información sobre las mejores opciones para nuestra mascota. El médico veterinario puede guiarnos adecuadamente, basado en el estado de salud y capacidad física de nuestro can.

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on email


Ediciones digitales