¿Por qué mi perro estornuda muy seguido? ¡Conozcamos que está detrás de los estornudos canino!

Si alguna vez te has preguntado por qué tu adorable compañero peludo estornuda, no estás solo. Al igual que nosotros, los humanos, los perros también pueden experimentar estornudos por diversas razones. En este artículo, exploraremos las posibles causas de este fenómeno canino y cómo podemos entender mejor lo que nuestros amigos de cuatro patas nos están diciendo.

¡Asistir a que tu perro tenga un ataque de estornudos nos dejan boquiabiertos con su espectáculo nasal! ¿Alguna vez te has preguntado por qué tu peludo amigo suelta esos estornudos tan adorables? En este artículo vamos a conocer un poco más sobre el intrigante universo de los estornudos perrunos, desde los normales hasta los inversos, y descubriremos por qué nuestros compañeros de cuatro patas hacen estos gestos tan únicos.

Estornudos ocasionales. ¿Normal o algo más?

A todos nos ha pasado: tu perro suelta un estornudo ocasional, y te preguntas si es algo para preocuparse. No te inquietes demasiado, los estornudos esporádicos son bastante normales. Pueden ser simplemente una respuesta refleja a algo que irrita sus vías respiratorias, como polvo o polen. Sin embargo, si los estornudos se vuelven frecuentes y se acompañan de otros síntomas como secreción nasal, dificultad para respirar o problemas para comer, es el momento de prestar atención.

Estornudo normal o inverso. Diferencias que importan

En términos generales, un estornudo suele ser una acción refleja, expulsando de las vías respiratorias algo que las irrita. Incluso los Chihuahuas más pequeños pueden soltar grandes estornudos, y eso está bien. A menos que estemos hablando de un estornudo inverso, donde el aire es succionado hacia adentro en lugar de expulsado hacia afuera. Este tipo de estornudo, más común en razas braquicéfalas, generalmente es benigno, pero también podría indicar un colapso traqueal. No dudes en informar a tu veterinario si observas este comportamiento en tu peludo amigo.

Alergias caninas. Un mundo de olores que desencadenan estornudos

Volvamos a las alergias, ya que los perros tienen un agudo sentido del olfato. Sus narices reaccionan a moléculas que la mayoría de los humanos apenas notaría. Algunos perros pueden desarrollar alergias estacionales al polen, moho o ambrosía. Estos alérgenos pueden causar inflamación y hinchazón a largo plazo, desencadenando estornudos persistentes. Si observas estornudos frecuentes junto con otros síntomas como jadeo, piel enrojecida y con picazón, o excesiva producción de mucosidad u oídos cerosos, podrías estar frente a una alergia canina.

Infecciones y otras afecciones. Cuando los estornudos van más allá de las alergias

No siempre los estornudos se deben a alergias. Gripes, resfriados y otras enfermedades de las vías respiratorias superiores pueden manifestarse con este síntoma. Microorganismos invasores en la nariz del perro pueden causar rinitis y sinusitis, dificultando la capacidad del hocico para filtrar el aire. Además de virus y bacterias, los hongos también pueden inflamar la nariz. Aunque raras, las obstrucciones nasales, los pólipos y los tumores son posibles causas, destacando la importancia de consultar al veterinario para un diagnóstico adecuado.

Otras razones detrás del estornudo. Obstrucciones y ácaros nasales

El estornudo cumple la función de liberar el hocico. En casos de obstrucción, puede ayudar a expulsar suciedad o microorganismos atrapados. Sin embargo, objetos más grandes como ramitas, espigas y filamentos de hierba pueden ser difíciles de eliminar. A veces, lo que está “clavado” en la nariz de tu perro no es un simple objeto, sino un insecto. Los ácaros nasales caninos son parásitos blancos que colonizan la nariz, y es crucial intervenir para eliminar esta enfermedad parasitaria.

Estornudo por diversión. Cuando tu perro “juega al estornudo”

No todos los estornudos son iguales, y algunos pueden ser completamente falsos. Podrías notar a tu perro estornudando cuando está feliz o jugando, usando este gesto como una forma de comunicarse contigo o llamar tu atención. Aunque puede ser adorable, ten cuidado de no reforzar demasiado este comportamiento respondiendo exageradamente. Podrías terminar con un perro que estornuda con frecuencia solo para captar toda tu atención.

Los estornudos caninos son tan variados como las personalidades de nuestros peludos amigos. Observar y comprender estos comportamientos nos permite estar más conectados con ellos, garantizando su salud y bienestar.

La próxima vez que tu perro estornude, ¡sabrás qué pistas buscar y cómo responder de la mejor manera posible!

Comparte esta publicación