• Planeta Mascota SHOP

Nos vamos a pasear con el perro bajo la lluvia

Pasear con el perro para la lluvia, puede ser una experiencia muy placentera para ambos. El perro necesita salir varias veces al día para hacer sus necesidades. ¿Y cómo puedes hacerlo cuando está lloviendo afuera?

Pasear con el perro bajo la lluvia no tiene por qué ser un problema en absoluto: de hecho, por lo general, al amigo de cuatro patas no le molesta la lluvia, el frío o la nieve.

Es cierto que hay muchos perros amantes de la naturaleza y la aventura, y que no desdeñan un paseo bajo la lluvia o un chapuzón en un rio, aunque haga frío, pero también hay también muchos perros tan acostumbrados a la rutina doméstica que se niegan a salir a mojarse bajo la lluvia. Pero salir por sus necesidades, aunque llueva o haga frío, no debe ser una práctica para hacer en el menor tiempo posible, sino una verdadera salida para el bienestar psicofísico del perro. De hecho, nuestro perro necesita tomar aire, moverse, estar al aire libre, incluso cuando llueve o hace frío.

Entonces, ¿Cómo salir a pasear con el perro cuando afuera no hace buen tiempo?

perro bajo la lluvia

¿Cómo sacar a tu perro cuando llueve?

Los principales consejos para pasear al perro bajo la lluvia o cuando hay mal tiempo son 4:

  • Trate de sacar al perro a dar un paseo cuando deje de llover o sea más ligero. Como dicen… ¡no puede llover para siempre!
  • Siempre que sea posible, deja que el perro pueda caminar bajo protecciones, para que se moje menos.
  • Cubre a tu perro con un impermeable. Para evitar que el pelaje del perro se moje demasiado debido a la lluvia.
  • Al regresar de la salida de la lluvia, revisa que el pelaje de tu perro no esté demasiado mojado. Si es así, seca al perro con una manta seca.

¿Cómo proteger al perro de la lluvia? Del impermeable a la funda

Proteger al perro de la lluvia es muy importante para asegurar el bienestar físico del animal y prevenir la aparición de problemas peligrosos. Las mascotas si viven perpetuamente en una casa bien calentada sufren de frío y humedad al igual que nosotros los humanos. Naturalmente el perro tiene el pelo que lo abriga y lo protege de la lluvia, pero una ayuda extra nunca está de más.

Por eso, cuando saques a pasear a tu perro bajo la lluvia, recuerda hacerle llevar un abrigo impermeable: existen varios modelos en el mercado, pero su principal función es proteger al amigo de cuatro patas de los cambios bruscos de temperatura, sobre todo, si se trata de un perro de pelo corto, un cachorro. En el caso de un perro anciano, además de su abrigo importante es que nos preocupamos de secarlo bien una vez en la casa, para ellos quedarse húmedo no es una buena condición. Un cuidado muy especial en secarlos muy cuidadosamente.

Luego están los perros que aman el agua y que pasarían sus días chapoteando en los charcos, mientras que otros simplemente no lo soportan. En general, sin embargo, además del chubasquero para perros, es buena idea, una vez de vuelta en casa, secar las patas y partes húmedas del perro con una toalla limpia y bañarlo si está sucio de barro. De esta forma protegerás a tu amigo de cuatro patas de la aparición de un molesto reumatismo.

Como puede ver no son muchas los consejos para que podamos disfrutar también de un paseo con nuestro perro bajo la lluvia, pero si cuidado con los viejitos, ellos si necesitan una mejor atención una vez regresado a la casa

Comparte esta publicación