Inicio MascotasPerros Falsa preñez o pseudogestación canina

Falsa preñez o pseudogestación canina

por Planeta Mascota

La falsa preñez es un fenómeno relativamente habitual en los perros.

Puede surgir varias veces a lo largo de su vida, una vez que la hembra ha pasado el periodo de pubertad. Aquí, cabe señalar que no se trata de una enfermedad mental del can, sino de un estado que se produce por causas naturales y de supervivencia.
Por Dra. Nury Moreno 
CMVP 7214 
Veterinaria “OH MY DOG”

 La progesterona es una hormona que se encarga de preparar al animal para la maternidad. Esta hormona prepara el útero para una posible gestación y se mantiene en el organismo del animal, provocando la producción de la prolactina, otra hormona a la que se debe la producción de leche en las mamas y la aparición de comportamientos maternales en la hembra.

Conociendo los síntomas 

  • La mascota cambia de carácter.
  • Puede tener hinchazón abdominal y/o congestión de las glándulas mamarias que pueden ser dolorosas.
  • Puede producir leche.
  • También puede aumentar su apetito, su nerviosismo, temblar, aullar, hacer un  “nido”,  buscar lugares donde esconderse, como rincones oscuros, debajo de las camas o de un ropero, etc.
  • Pueden escarbar, rascar nerviosamente el suelo, romper cartones, papeles e incluso adoptar objetos como su peluche favorito o juguetes, y ha ocurrido que adoptan otros animales como si fueran sus cachorros.

Si todos estos síntomas ocurren aisladamente, no debes preocuparte en exceso. Si bien es cierto que es un proceso ligeramente traumático para el animal, es un fenómeno evolutivo que no tiene consecuencias negativas para la vida. La mayoría de las hembras vuelven a la normalidad en poco tiempo, sin necesidad de tratamientos veterinarios porque este problema desaparece cuando las hormonas circulantes en el torrente sanguíneo vuelven a sus valores normales. En caso notes que tu perra hace una falsa preñez muy seguida consulta al médico veterinario porque podría desarrollarse una mastitis, es decir una inflamación de las mamas debido a la producción de leche y a la falta de cachorros que la consuman. Y por último entrena a tu mascota con juegos, cambia un poco su rutina para que olvide su rol de “madre”.

Artículos Relacionados

Deja un comentario