La etiqueta: mi perro en sociedad (2)

 Cómo debe comportarse tu perro en el parque 

Para llevar tu perro a pasear en el parque, te recomendamos no usar una correa extensible porque podría obstaculizar a las personas o enredarse con la de otros perros, lo que podría crear situaciones complicadas o peligrosas.

Toda vez que llegues al área del parque destinada a los perros, no impongas la presencia de tu mascota a los que ya están antes que el tuyo, aquí no es importante si es macho o hembra. Olerse, mover la cola son parte del saludo de bienvenida, así que lo ideal es hacerlo con cada perro o dejar que se agrupe.

Antes de liberar a su mascota, limpia el ambiente circundante y comprueba que las cercas no tengan huecos para evitar que se escape. Si hay perros que muerden, espera a que salgan, eso será lo mejor. Y no olvides recoger sus heces. Hazlo por respeto a los demás, por tu salud y la de tu mascota.

Cómo debe comportarse tu perro en el transporte público

(donde esté permitido) 

Siempre que esté permitido, ten en cuenta las disposiciones municipales, generalmente publicadas bajo el título «Regulaciones de protección animal».

Sube al bus con tu mascota con su correa, collar y bozal, en especial si usas el transporte público durante las horas pico, cuando hay mucha gente. No obstante, deja que tu perro use el hocico antes de subir al vehículo.

Ten a mano, bolsas para recoger sus heces y un paño para limpiar la baba del perro de los asientos o pasamanos del vehículo.

Cómo debe comportarse tu perro en las tiendas 

(donde esté permitido)

Lleva siempre a tu mascota con una correa.

Lo mejor será que tu engreído conozca muy bien los comandos de control (de pie, sentado, tierra, permanecer) para que puedas realizar tus compras sin molestar a otras personas.

Presta mucha atención a su cola o a la pata curiosa que se mueve sobre un producto expuesto en el suelo.

Mantén a tu perro a una distancia prudente de los estantes de alimentos destinados al consumo humano, especialmente cerca del mostrador de carnes, frutas y verduras en el supermercado.

Cómo debe comportarse tu perro en un restaurante

(donde esté permitido)

Un perro educado puede ingresar a un restaurante. Si tu mascota es grande es recomendable observar por dónde se mueven los empleados y los comensales antes de elegir mesa para evitar accidentes.

Al hacer la reserva, pregunta si tu perro puede ser admitido, especificando el tamaño.

Prefiere las mesas de esquina, que generalmente tienen más espacio, para permitir que el perro se acurruque libremente sin molestar a los demás comensales y al personal del comedor.

En el restaurante, controla la posición de «suelo», que tu mascota deberá mantener hasta el final de la comida.

Pide permiso a los otros comensales si ves necesario por un momento que tu perro se estire rápidamente.

Definitivamente no es aconsejable pedir un tazón de agua, lo mejor será calmar la sed de tu compañero fuera del lugar para evitar inconvenientes desagradables.

Es tu responsabilidad satisfacer las necesidades de tu perro como pasear, comer y beber agua antes de entrar al restaurante. Eso te dará mayor tranquilidad para que disfrutes de tu comida sin contratiempos.

Ciertamente, sensatez, entrenamiento canino, responsabilidad, conocimiento de las leyes y mucha confianza en tu mascota harán que tu caballero o tu dama caninos disfruten de una vida plena en sociedad.

Lean aquí Aquí la primera parte  

La etiqueta: mi perro en sociedad (1)

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on email


Ediciones digitales