No cinco, los seis sentidos del perro

Muchas veces cometemos el error de pensar que nuestras mascotas descifran la información del mundo que las rodea como un ser humano, pero no es así ni tampoco tienen las mismas capacidades. 

Por M.V. EDGAR AGRAMONTE
CMVP 5415
Veterinaria Lazzy Vet

Somos poseedores de una gran memoria visual y para reconocer a alguien solo nos basta utilizar la vista, pero los perros para recordar o analizar su entorno necesitan utilizar además el olfato y el oído.

¡Conoce los seis sentidos de tu perro! 
El olfato

El sentido más desarrollado 

El perro posee una capacidad olfativa muy superior al humano, casi 260 veces más, y algunas razas mucho más.

Todo lo que está a su alrededor contiene un olor y guardan ese historial de olores consigo, llegando a reconocer a su primer dueño luego de años sin verlo o volviendo a su hogar, luego de recorrer kilómetros y kilómetros, gracias a su olfato.

El oído

Una poderosa herramienta

El oído del perro es 16 veces más poderoso que el del ser humano. Así por ejemplo, un lápiz que cae al suelo puede ser detectado por un perro a una distancia mayor de 20 m, mientras que el hombre lo escucharía solo a 5 metros.

La vista

El mundo en colores claros

Los perros tienen la posibilidad de captar movimientos rápidos que para el humano pasan desapercibidos porque sus ojos son más planos y más sensibles al movimiento. Su mejor visión es a la distancia, a unos 6 m, porque no hay acomodación focal. Contra la creencia popular, los perros sí ven colores.

Ven todo en tonos suaves, distinguen los colores más cercanos al azul y el violeta. Los tonos verdes y rojos los ven grises; los amarillos y naranjas los perciben en amarillo pálido.

El tacto

Conozca las zonas sensibles de su cuerpo

Todo varía según nuestro estado anímico y en qué momento lo acariciamos. La sensibilidad del perro es diferente en cada parte de su cuerpo. Las terminaciones nerviosas más sensibles están en la cara, los labios, su nariz, patas, testículos, muslos y cuello.

El gusto

No saborean, no comen, simplemente tragan

El perro puede diferenciar 5 clases de sabores: dulce, agrio, amargo, salado y metálico. Sin embargo, no come, sino que traga sus alimentos y ni siquiera los saborea.  Utiliza sus dientes para desgarrar trozos de carne y sus molares para triturar los huesos.

 

El sexto sentido

Hay muy pocos científicos que investigan estas conductas anticipadoras vinculadas a la capacidad extrasensorial, como cuando salimos y ellos saben presienten nuestro regreso o si habrá actividad sísmica, o aullar antes de que la sirena suene. Los perros conocen las intenciones de otras personas guiados por el olfato.

“El perro es uno de los animales más maravillosos e inteligentes.

Es capaz de realizar grandes hazañas y tiene el poder para conectarse directa e internamente con nosotros.”

 

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on email


Ediciones digitales