Inicio Cuidado Caminar, saltar, correr

Caminar, saltar, correr

por Planeta Mascota

3 ingredientes naturales para ayudar a su perro a aliviar problemas en su patas.

 

El verano es el mes que se pasa mucho más tiempo al aire libre con nuestra mascota. Salimos más seguido a la calle, en jardines en pistas por las aceras. Todas las superficies que calienta el sol, y que pueden hacer menos agradables los paseos de nuestros amigos animales, con molestias y dolor en las patas.

Grietas, excesiva sensibilidad, sequedad y picor. Estas pueden ser las consecuencias de una exposición excesiva a una superficie demasiado caliente.

Los ungüentos o cremas pegajosas pueden ser una molestia para tu perro, que intentará lamerlos, sin mencionar que estos productos desaparecerán a medida que las patas estén en contacto con el suelo.

Para calmar el dolor de las heridas sufridas por las patas de tu perro, tanto en verano como en invierno, es posible realizar un lavado, después de haberlas mantenido un rato en remojo.

Esta técnica ayuda al proceso de curación, al mismo tiempo que ayuda a prevenir cualquier problema.

Acá le dejamos un simple remedio natural, por ejemplo:

- La sal es un antibacteriano natural y ayuda a acelerar la cicatrización.

- La manzanilla calma el dolor

- El aloe es un emoliente que lubrica las almohadillas secas de las patas.
Así que simplemente combine estos tres ingredientes y obtendrá un producto curativo milagroso.
Este producto le ayudará en problemas de:
  • Dolor de patas
  • Abrasiones de pavimentos o suelos calientes
  • Cortes leves
  • Escoriaciones
  • Moretones
  • Picaduras de insectos
Simplemente aplique esta solución en las abrasiones y raspaduras en las patas de su perro.

 

Para preparar la solución necesitas:

  • 1 taza de sal marina: use sal marina de buena calidad, no sal de mesa. La sal de mesa está más procesada y, a menudo, contiene otros productos químicos.
  • 3-4 tazas de agua caliente: Si es posible, use agua filtrada sin químicos.
  • 4 bolsitas de manzanilla: O use 3-4 cucharadas de hierbas secas o flores frescas de manzanilla.
  • Gel de aloe: tenga a mano una planta de aloe para que pueda utilizar el gel dentro de las hojas. También puede comprar hojas de aloe se pueden almacenar de manera segura durante 3 días en el refrigerador. También es posible comprar extracto de aloe natural 100% puro en la botella.
  • 1 tazón grande

Qué hacer:

  • Agregue sal marina y manzanilla, hierbas o flores al bol.
  • Agregue agua caliente.
  • Deje reposar unos 5 minutos.

Una vez que la solución se haya enfriado, prepare un baño de pies para su perro y remoje sus patas para que puedan encontrar alivio.

Es posible que su perro no esté dispuesto a bañarse las patas.

En este caso, debe encontrar el momento adecuado para hacerlo.

Por ejemplo:

– Pruebe cuando esté más relajado, como después de una caminata larga o después de comer.

– Con calma, intente sumergir una pierna a la vez y en muy poco tiempo, para que se acostumbre a la idea.

– Recompénselo con unas galletas.

Si no es posible darle un baño de pies a su perro, entonces la solución es confiar en un producto natural que pueda aliviar el dolor. Hay diferentes productos, pero hay que prestar atención a lo que compra.

 

Las patas de tu perro son bastante duras. Solo piense que camina por todas partes, en todas las superficies, incluso grava o rocas que pueden ser afiladas, y la mayoría de las veces sin informar ningún daño. Sus patas son un elemento fundamental, esto se debe a que aíslan del suelo, amortiguan y ayudan a mantener el equilibrio cuando se eleva. Te permiten acelerar o detenerte, cambiar de dirección o simplemente saltar. En comparación con el hombre, que en cambio para hacer todas estas cosas tiene muchos tipos de zapatos diferentes: para correr, para caminar, para ir a la playa o para hacer trekking. Tu perro, en cambio, puede hacerlo todo solo gracias a sus patas, por lo que deben estar bien cuidadas y mantenidas en perfecto estado de funcionamiento.

Artículos Relacionados

Deja un comentario