Animales que cambian vidas, como los perros de terapia

Perros de terapia asistida 

En la última década, la Terapia Asistida por Animales TAA ha cambiado la vida de muchos niños y jóvenes con discapacidades diversas permitiendo que progresen y obtengan excelentes resultados, y todos gracias a los perros entrenados.

Por Mercedes Sánchez
Experta en Terapia Asistida con Animales
Educadora y Entrenadora canina
Cinóloga
kiralulu@gmail.com

Los delfines, caballos y perros tienen una sensibilidad tan especial que los convierte en los animales idóneos para esta labor. Así, la terapia con perros es uno de los mejores complementos del trabajo del especialista de la salud.

¿Por qué trabajar con un perro de terapia?

Estos perros no solo captan la atención de los pacientes, sino que los ayudan a ser más expresivos, lo que contribuye a una relación médico-paciente más eficaz. Además, se convierten en el estímulo que necesitan para realizar sus ejercicios con alegría, mucho más concentrados y dispuestos a colaborar. El profesional de la salud es quien debe determinar lo que quiere lograr con cada paciente y junto al guía del perro diseñarán la rutina de trabajo, los ejercicios y el número de sesiones que se llevarán a cabo hasta la evaluación de los resultados.

¿Cómo se selecciona al perro ideal para este trabajo?

Los perros se evalúan desde muy pequeños y se escoge a los más idóneos de acuerdo al trabajo que van a realizar. Luego, a medida que crecen y se entrenan se van descartando a los ejemplares que no llegan a cumplir los objetivos o se derivan a otras especialidades, porque no es lo mismo la evaluación y entrenamiento de un perro de terapia que uno de rescate, lazarillo o policía. Los que no resultan elegidos se convierten en muy buenas mascotas.

 

Highlight

Un perro de terapia no debe distraerse con olores ni comida ni otros perros, debe disfrutar de las caricias, abrazos y contacto físico intenso, y ser muy sociable.

¿En qué casos se solicita el apoyo de los perros de terapia?
Estos perros son muy buenos en el trabajo con pacientes diagnosticados con:

  • Alzheimer
  • Autismo
  • Déficit de atención
  • Esquizofrenia
  • Parálisis cerebral
  • Parkinson
  • Retraso mental
  • Síndrome de Down

No solo de trabajo vive el perro 

Los perros de terapia son educados y entrenados para trabajar, pero necesitan de descanso y relax. Tienen horarios establecidos de sesiones de trabajo y luego descanso obligatorio porque hay situaciones que pueden ser muy estresantes para el animal. Por lo general, se prefieren perros con pedigree para asegurar varias generaciones de padres con buen temperamento y muy buena salud. No se puede gastar tiempo ni dinero entrenando a un perro que luego se va a enfermar por problemas hereditarios.

Alrededor del mundo, las razas ideales para este trabajo son los Golden Retriever y Labrador Retriever por su apego y docilidad, aunque también están los Border Collie, Boyero Suizo y Boston Terrier, entre otros.

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on email


Ediciones digitales