Perro de pelo corto. ¿Es lo que buscas?

Elegir un perro de pelo corto pueden ser de todos los tamaños, colores y formas. Lo que tienen en común es el pelaje fácil de cuidar, que no pierda el pelo y que no se enrede.

 ¡Quiero un perro de pelo corto! ¡Vaya mitos!

¡Quiero un perro! A esta afirmación le siguen frases como que no crezca mucho, que no tenga el pelo largo para no tener que cepillarlo. Quiero un perro fácil. Y es entonces cuando se redondea la idea: -Quiero un perro de pelo corto. Bañarlo será fácil, secarlo será rápido y la mejor parte, no tendré que llevarlo a la peluquería para que lo recorten-.

Llenos de entusiasmo nos lanzamos sobre Google para descubrir una enorme lista de razas de pelo corto, tales como el jack russell terrier, doberman, boxer, chihuahua, pinscher miniatura y beagle, entre otras cientos de razas mixtas a disposición.

Una vez elegida la mascota, todo marchará a las mil maravillas las primeras semanas hasta que, con los lentes bien puestos, descubrirán la verdad acerca de los mitos que giran alrededor de los perros de pelo corto.

Mito no. 1

Los perros de pelo corto botan menos pelo

Falso. En poco tiempo descubrirán que la casa está llena de pelos. Y notarán que están pegados a los cojines, las alfombras, la ropa y hasta descubrirán bolitas en las esquinas de la casa. Si, los pelos están en todas partes.

Los perros de pelo corto mudan tanto como cualquier otro tipo de perro, su ciclo de pelaje dura unas tres semanas. Esto quiere decir que, si establecemos una buena rutina de baño, podremos bañarlo durante este ciclo fomentando que los folículos pilosos muertos se vayan por el desagüe. Lo que significa menos pelos en la casa.

Mito no. 2
Los perros de pelo corto no necesitan acondicionador

Falso. Los perros de pelo corto necesitan acondicionador. Este producto promueve la salud de la piel y no tiene nada que ver con la longitud del pelo. Una piel sana es el soporte que nutre un pelaje brillante y saludable.

Cuando bañamos a los perros sin acondicionador, estamos agotando la capa de aceites esenciales responsables de la hidratación. Esto dará como resultado una producción excesiva de lanolina, una secreción de aceite natural de la piel responsable de proteger al perro de las inclemencias de la naturaleza.

Con la falta de acondicionador, la piel producirá lanolina en exceso, lo que resultará en un perro maloliente. Lo que se conoce como «olor a perro mojado». Esto quiere decir que cuanto más lo bañamos peor huele. Y la única forma de evitarlo es reponer las cutículas del cabello con un buen acondicionador durante el baño. 

Mito no. 3

Puedes afeitar a tu perro para evitar que se le caiga el pelo

Falso. Recortar el pelo del perro no detendrá la muda, solo lograremos que bote un pelo tan pequeño que flotará en el aire aumentando las posibilidades de inhalación.

Las razas de pelo corto son tan lindas como cualquier otra.

Nuestras recomendaciones son:

  1. Practicar una correcta rutina de baño con un champú y acondicionador suaves y sin químicos.
  2. Bañar al perro con la frecuencia que necesite, todo dependerá de su estilo de vida. Algunos precisarán de un baño semanal, otros cada tres o cuatro semanas.
  3. Usar un cepillo alentará a la piel a lucir brillante y saludable.
  4. Mantener las uñas recortadas fomentará una buena postura y evitará posibles problemas de articulaciones y caderas en el futuro.
  5. Cuanto más sepamos, mejor preparados estaremos para tomar decisiones informadas.

Los perros están en nuestras vidas por alguna razón.
Cuidar de ellos es regalarnos muchos años de alegría.

Con amor, Sasha

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on email











Ediciones digitales