Convertirse en un nuevo acuarista

¿Haz pensado de lo maravilloso que es ser acuarista, apasionado de peces?


Los primeros acuarista son de siglos atrás. Hallazgos recientes dan fe que los antiguos usaban unos estanques especiales para mantener vivos y en reproducción a espléndidos animales de agua.
Tal vez sea así como muchas civilizaciones del pasado mantuvieron peces, pertenecientes, por ejemplo, a la familia Cichlid, para tener un suministro constante de alimentos, se dice que incluso en la época del Imperio Romano, se criaban muchas variedades de pescado con fines gastronómicos, en tanto que otros peces debido a su belleza fueron adorados como divinidades.

Precisamente, hoy en Oriente se está extendiendo la piscicultura con fines ornamentales.

Tecnologías modernas

A través del tiempo, las técnicas de crianza fueron evolucionando y dando solución a muchos de los problemas que aquejaban a los primeros acuaristas, en especial el de la falta de oxigenación del agua.

Desde hace unos años, quienes deciden montar un acuario solo tiene que hacer eso, tomar la decisión porque cuentan con las tecnologías más modernas a su disposición. El montaje del acuario lo pueden hacer tanto adultos como niños con la debida supervisión de sus padres.

 

 

 

 

 

 

Una afición al alcance de todos

La acuariofilia es un hobby que pueden disfrutar grandes y chicos. Los niños, especialmente si viven en un apartamento donde tener un perro o un gato no es posible por la falta de espacio, pueden encontrar en el acuario, una maravillosa forma de divertirse y, en especial, de aprender y descubrir cosas nuevas de la naturaleza misma.

Lo esencial

Como pueden ver en las ediciones anteriores, preparar un acuario no es difícil ni tampoco costoso, revisen los paso a paso, así como los consejos de nuestros expertos y en menos de lo que imaginan, a medida que van ganando podrán tener el acuario soñado.

Paciencia, la mejor aliada siempre

Un acuario recién terminado e instalado no puede recibir a sus nuevos huéspedes inmediatamente. Tienen que transcurrir al menos veinte días para que la calidad del agua sea óptima y asegurarse de que todo está funcionando correctamente.

Si no se puede esperar tanto porque las ansias nos ganan, este periodo puede acortarse utilizando productos disponibles en el mercado que ayudan a eliminar sustancias tóxicas y crear un ambiente adecuado para la salud de los peces.

Si esta es tu afición, puedes colocar en el acuario, especies que se reproduzcan fácilmente, y esto va a traer hermosos momentos de asombro y alegría para los más pequeños de la casa.

Peces “fácil”

Otra decisión importante es la de elegir entre tener una sola especie o más de una dentro del acuario. En ese caso, tanto el hábitat creado como la alimentación deberán girar en torno a las especies que van a ser introducidas.

Dato importante: asegurarnos de su compatibilidad, vale decir, que ambas especies se lleven bien porque a algunos peces les gusta pelear con otras especies, otros incluso se alimentan de ejemplares más pequeños.

A los nuevos acuaristas les recomendamos a los guppies o danios. Estos son los peces ideales para empezar con esta afición porque se podría decir que son peces fáciles de criar, de cuidar, peces que pueden tolerar algunos errores propios de la inexperiencia, claro hasta ciertos límites.

Esperamos que estos consejos básicos puedan despertarles las ganas de vivir una aventura sin salir de casa, descubriendo el mundo de los peces y de los acuarios.

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on email

Ediciones digitales