El pez disco, el rey del acuario

La majestuosidad, forma, color y comportamiento del pez disco, lo convierten en el rey del acuario. Sin duda, esta especie pertenece a la realeza acuarista.

El pez disco es uno de los peces más bellos de agua dulce, el hobby de los acuaristas aficionados.

Muchos temen tener uno de estos peces, no por su apariencia, sino por la mala fama que tienen de ser complejos de cuidar. Cuando lo cierto es que solo hace falta leer, informarse bien, aprender de los mejores y en la práctica ser constantes para obtener a cambio unos peces saludables, coloridos y prontos a reproducirse.

Lo que tienes que saber

Aquí te detallamos cinco puntos básicos para disfrutar en tu acuario de un hermoso pez disco:

  1. Debes tener nociones básicas de acuarismo.
    Debes tener respeto y cuidado por la vida animal que tienes a tu cargo.
  2. Elige correctamente a tu pez.
  3. Aclimata el acuario.
  4. Mantén el acuario en excelentes condiciones.
    Debes de ser constante en la rutina de mantenimiento de tu acuario.
  5. Date tiempo para el cuidado, observación y disfruta de tus acuáticos engreídos.

Los peces disco y un acuario son un gasto no reembolsable. Representan la satisfacción de ser capaces de recrear las condiciones de vida de su hábitat natural.

El famoso estrés también en los peces

Cómo elegir a un buen ejemplar

Luego de tener en cuenta los consejos básicos, llegada la hora de comprar ten en cuenta lo siguiente:

  • Visita al proveedor y observa a los peces in situ o en su defecto a través de un video reciente del día. En el caso de los peces disco hay actitudes que delatan si el pez está enfermo o con parásitos.
  • Escoge peces activos que no se escondan y de preferencia obsérvalos comer.  Los peces recién llegados y/o enfermos que aún no se han aclimatado son retraídos y suelen esconderse en las esquinas. Darles de comer es un excelente incentivo para verlos en su máximo esplendor.
  • Evita peces con defectos visibles en agallas, aletas, ojos y cuerpo. A la larga se pueden convertir en un dolor de cabeza o vivirán menos de lo que imaginas.
  • Si observas a un pez notablemente delgado u oscuro en el mismo acuario del pez que vas a elegir, mejor no lo compres. Posiblemente, ese acuario tenga algún parasito o bacteria latente que puede presentarse a los pocos días en los demás peces aparentemente sanos.
  • La coloración de los peces jóvenes no es muy importante. Esta se desarrollará con el tiempo. Lo mejor será fijarse es la forma del pez (redondo) y el tamaño de los ojos.
  • Si los peces llegan del exterior, lo más recomendable es esperar que se aclimaten con el vendedor. Esto asegurará la adaptación y estabilidad del pez al medio local.
El pez disco ya llegó a casa
  • Cuando lleves el pez disco a casa, debes tener el acuario a punto, es decir, con el agua acondicionada y temperada.
  • Abre la bolsa de transporte del pez e iguala los parámetros sumergiendo la bolsa parcialmente en el agua, siempre bajo observación hasta que igualen su temperatura e ir vertiendo el agua dentro de la bolsa de a pocos, aproximadamente un vaso cada 10 minutos, lentamente.
  • Pasada media hora introduce al pez sin el agua en la que vino.
  • Mantén las luces apagadas y aliméntalo con lo mínimo hasta que se adapte a su nuevo hogar. Esto podría tardar hasta 3 días. 

Recuerda que la calidad del agua asegura la salud, bienestar y crecimiento de tus peces. Lo más recomendable es cambiar un 25 % del agua semanal con agua tratada. Ten mucho cuidado con los cambios bruscos.

La limpieza del filtro (canister) debe hacerse almeno una vez al mes, recuerda que es el corazón del acuario.

Con una buena organización y tomando nota de la rutina de mantenimiento del acuario, lo único que te queda es disfrutar de tus peces. Desde aquí te deseamos: ¡Buen acuario!

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on email


Ediciones digitales