Mi pequeña tortuga de agua

Tal vez en tu familia alguien ha tenido una tortuga que paseaba por casa lentamente. Pues una tortuga acuática es un espectáculo lindo de ver cuando se echa a nadar y sale a tomar el sol.

Las tortugas de agua dulce pertenecen al género Trachemys.

Las Trachemys scripta y sus subespecies son tortugas nativas de los Estados Unidos y Canadá. Crecen mucho y rápidamente. Las hembras adultas pueden alcanzar los 30 a 40 cm. Los machos en cambio suelen ser más pequeños de unos 16 cm.

La vida en cautiverio no es ideal para las tortugas acuáticas. En realidad, son animales tímidos que a la menor señal de peligro se sumergen en el agua para esconderse y buscar refugio. Imagina vivir en una tina de plástico, qué tristeza. En la naturaleza, las tortugas del tipo Trachemys viven en lagos, estanques y pasan el día nadando y buscando comida en el agua y tomando el sol en troncos flotantes.

Las tortugas comen de todo y variado. Verduras, pescado fresco (ten en cuenta que va a ensuciar su agua), carnes y frutas; además de insectos y larvas. Unos pedazos pequeños de lechuga, zanahoria, col o pepino pueden convertirse en una deliciosa comida. Comen también manzana, pera, melón y plátano. ¡Nunca le des cítricos, espinacas ni coles porque no las digieren bien.

En cuanto a la cantidad, las más jóvenes comen una vez al día, las tortugas de edad mediana se alimentan una vez cada dos días y las más adultas dos veces a la semana. Claro está, lo ideal es consultar con un médico veterinario especializado.

Si el hábitat, el hogar de tu tortuguita va a ser una pequeña tina de plástico en un lugar oscuro sin sol y sin las condiciones apropiadas sufrirá mucho antes de morir. Tímidas y delicadas, las pequeñas tortugas de agua aman la sensación de libertad y de nadar a sus anchas.

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on email


Ediciones digitales