Inicio MascotasOtras mascotas Mi mascota ¡Una gallina!

Mi mascota ¡Una gallina!

por Planeta Mascota

Cada vez son más las personas que están dejando el ajetreo, el ruido y las prisas propias de la ciudad para darle un nuevo rumbo a su vida mudándose al campo. Y este cambio suele venir acompañado de otra decisión, tener animales de granja como mascotas de compañía, ya hemos visto a los cerditos, pues ahora les tocó el turno a las gallinas.

¿Por qué una gallina como mascota?

Si tienes un jardín o un huerto no lo pienses dos veces. La gallina es un animal sociable y tranquilo que además no necesita de muchos cuidados, y por si no lo sabías puede vivir entre 5 a 10 años. Y lo que es mejor, te regalará cada día un huevo fresco. Por eso, otra buena idea es hacerse de gallinas ponedoras, también conocidas como gallinas cluecas. Como otras especies, las gallinas son animales sociales y nunca deben estar solas. Serán felices y pondrán más huevos si están en compañía. Y con 2 gallinas tendrás huevos suficientes para una familia de tres personas porque ponen de 4 a 7 huevos cada una por semana. Además, no hace falta tener un gallo para este proceso. La diferencia es que, si hay gallo, el huevo podrá tener un pollito si es incubado.

 

Una gallina sana es una gallina contenta

Mientras más espacio tenga para hacer ejercicios sus huevos serán más sabrosos y nutritivos.

¿Gallinas en casa? ¡Necesitas un gallinero!

En un buen gallinero no pueden faltar:

  • El nido para poner los huevos.
  • Perchas o zona de descanso de madera donde todas las gallinas deben estar alineadas a la misma altura para evitar que se manchen las unas a las otras.
  • Un espacio para correr y picotear al aire libre, donde reciban la luz del sol. Si se trata de un recinto cerrado con malla, lo más recomendable es que mida lo suficiente para que puedan estar a sus anchas. Al menos un metro cuadrado por cada gallina.
  • Si están libres en el huerto o jardín, recuerda encerrarlas por la noche en su caseta para evitar a los depredadores. 

Este es el perfil de una gallina sana

  • Una cresta de vibrante color rojo o anaranjado.
  • Ojos brillantes llenos de vida.
  • Un cuerpo erguido.
  • La parte superior del pico debe estar limpia, libre de mucosidades.
  • Las gallinas tienen tendencia a sufrir enfermedades de las vías respiratorias, por eso es muy importante que su caseta y el espacio para correr estén siempre secos. 

¿Qué come una gallina?

  • De todo. Insectos, plantas, vegetales, semillas, cereales, etc. Si tenemos gallinas en casa te convertirás sí o sí en reciclador porque, salvo algunas excepciones como el pan o la papa que no les cae demasiado bien, comen de todo. Además, sus excrementos serán el ingrediente perfecto para preparar compost para el o huerto o jardín. ¡Más ecológico imposible!
  • Necesitan un recipiente con piedritas que les ayudarán a procesar en la molleja los alimentos que pican.
  • Siempre deben tener agua fresca y limpia. Venden envases muy prácticos pensados para ellas en tiendas especializadas.
  • Regálales una piscina con arena para que se bañen. Como a otras aves, les gusta frotarse con arena, lo que las mantiene limpias y desparasitadas.

Artículos Relacionados

Deja un comentario