Como bañar un erizo de tierra

¿Bañar un erizo? es imposible. Muchos pensaran que es así, bueno acá le contamos que no, si puede bañarlo y él lo disfrutará.

Un erizo de tierra, como cualquier mascota, necesita una serie de cuidados básicos para que pueda desarrollarse y vivir feliz. Una de estas necesidades es la higiene. Si mantenemos el entorno del erizo en óptimas condiciones, nuestra mascota apenas necesitará aseo, por lo que el baño se puede realizar cada 2 o 3 meses.

Manipulación antes del baño

Lo primero que se debe saber, antes de bañar un erizo de tierra. Estas mascotitas poseen un mecanismo de defensa que consiste en enroscarse para protegerse de forma total con sus púas.

Esto lo hacen cuando se asustan o no se sienten cómodos, por este motivo, se les debe acostumbrar al contacto humano.

Esto implica tener paciencia ya que esta adaptación se producirá poco a poco.

Se debe permitir a que el erizo olfatee al dueño y así llegue a reconocerlo a través del olor y cuando esto suceda pueda dejarse manipular sin mayores complicaciones.

erizo de tierra

Hora del baño

Para realizar el baño a nuestro pequeño erizo, se necesita:

  • Un champú de ph neutro o de avena
  • Una toalla y/o secador
  • Un cepillo de dientes (cerdas suaves)

Es muy importante que el agua esté tibia y no caliente.

Como mucho, el nivel del agua, solo puede tener un centímetro o dos de profundidad (no llenar en exceso el recipiente) ya que si no se podría ahogar.

Se deberá colocar el champú en las manos y frotar suavemente al erizo. Prestar especial atención a sus patas ya que son las partes que más se ensucian.

Pasar el cepillo de dientes con el champú por todas las púas.

Luego, enjuagar con cuidado de no dejar su cabeza debajo del chorro del agua.

Lo más importante a la hora de bañar a un erizo es secarlo.

Se puede empezar con la toalla y retirar toda el agua posible. Luego se puede utilizar el secador (mientras sea desde lejos y con una temperatura muy suave).

Se debe tener la precaución de no meter al erizo en su jaula mientras esté todavía húmedo.

IMPORTANTE: para poder usar un secador con tu mascota debes acostumbrarlo desde pequeño y muy poco a poco al ruido de este. Puede encontrar en el mercado secadores especiales para mascotas sin ruido.

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on email


Ediciones digitales