Mi perra en “la dulce espera”

Lo que hay que saber y lo que hay que hacer con tu perra embarazada



Por M.V. Randolph Baca Jara

CMVP 8155

Laboratorios Biomont

Si alguno de ustedes ha vivido la experiencia de tener una perra embarazada y ver nacer a los cachorros de su mascota, coincidirá conmigo en que es una experiencia única, un milagro de la naturaleza.

Pensando en los que aún no han tenido esta oportunidad, a continuación, encontrará información muy útil que lo ayudará a saber cómo actuar cuando llegue la hora del nacimiento de los cachorros.

Para saber si nuestra perra está en la “dulce espera”, solicite un diagnóstico al médico veterinario, quien le podrá dar uno definitivo luego de una ecografía entre los 20 y 25 días posteriores a la cruza.

La gestación dura aproximadamente 60 días.

En las perritas de raza pequeña puede ser menor en un par de días, mientras que en las de raza grande puede durar unos días más.

La madre no presenta muchos cambios de conducta, y si se encuentra en buenas condiciones de salud llevará su gestación tranquila, sin mayores ajustes que hacer en su estilo de vida.

No es recomendable el ejercicio en exceso, aunque tampoco se trata de tener a la futura mamá encerrada.

Lo que sí es muy importante es cambiar su alimentación, incrementando el aporte de energía y proteína para cubrir las nuevas demandas fisiológicas, como el mayor crecimiento de los fetos y la formación de leche.

Es importante visitar al médico veterinario para una breve evaluación, revisar que todo se encuentre dentro de lo normal y confirmar el número de cachorros que nacerá. También se puede realizar una desparasitación a la madre.

Gestación canina y pruebas de laboratorio

La futura madre tendrá mostrará unos cambios de comportamiento, tales como intranquilidad, olfatear, excavar o el “comportamiento de nido” que consiste en buscar el lugar idóneo para parir, motivo por el cual debemos proporcionarle un buen lugar.

Las madres pueden perder el apetito, agitarse y comenzar a lamer sus genitales. Llegado este momento, se debe dejar a la futura madre tranquila para que realice su trabajo, sin embargo, hay que vigilarla constantemente, pero a una distancia prudencial.

¡Llegó la hora!

La expulsión de un líquido y el tiempo que se puede tardar hasta la expulsión del primer cachorro puede tomar hasta 12 horas. El tiempo que se puede esperar entre la expulsión de cada cachorro es de 2 a 3 horas.

La madre limpiará a cada cachorro a la vez que lo estimula y crea el vínculo madre- hijo. En caso la madre no estimule a su cría será momento de ayudar.

Toda esta información puede ser muy útil, pero recuerde que cada paciente es único.

Siga atentamente las indicaciones de su médico veterinario de confianza.

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on email


Ediciones digitales