Inicio Mascotas Ya inicia la lucha contra los parásitos

Ya inicia la lucha contra los parásitos

por Planeta Mascota

La llegada de la primavera y de un mejor clima, nos hace recordar que se renueva una alarma para todos lo que poseemos una mascota en casa.

El cambio de estación nos lleva a una nueva lucha en contra de los parásitos. 

Tarde o temprano, todos los amantes de perros y gatos han tenido que desparasitar a sus animales.

Pero, qué significa “desparasitar”?

Significa administrar un fármaco para eliminar los principales parásitos intestinales de nuestra mascota de forma más o menos definitiva.

Estos parásitos pueden causar muchos problemas especialmente en los cachorritos, pero también en los adultos.

Tratamiento oportuno para los gatos

Sería recomendable tratar a los gatitos con prontitud, porque los más pequeños también pueden infectar a los humanos. Esta situación es más frecuente en niños que tienen la costumbre de tocar todos lo que está a su portada y llevarse las manos a la boca con frecuencia. El gato puede infectarse fácilmente al entrar en contacto con el medio ambiente.

externos o a través de otros tipos de parásitos externos, por ejemplo, como las pulgas

A menudo no es fácil suministrar al gato pastillas o gotas contra los parásitos, aunque estas soluciones son, al menos en teoría, más apetecibles, porque están formuladas con la adición de aromas para facilitar su ingestión.

 

Pastas, gotas y pastillas

Existen diferentes tipos de productos para administrar incluso a una edad temprana:

pastas, gotas, pastillas e incluso ampollas que pueden ser aplicado como un normal anti pulga entre las escapulas y se absorben a través de la piel hasta que ejercen su efecto también en el intestino.

Desparasitación en perros

En cuanto al perro, valen más o menos lo mismo que para el gato. En general, en el primero es más fácil de administrar para boca, por lo que la mayoría de los productos disponibles en el mercado está en pastillas. Lo mejor sería desparasitar al perro al menos cada seis meses.

Es mejor prevenir que curar

Los gatos adultos también deben ser desparasitados, al menos para los parásitos, más común, especialmente si tienen libre acceso al exterior y por eso pasan buena parte de su vida también en jardines o fuera de casa. El tratamiento debe repetirse al menos una vez cada seis meses, administrando, si es posible, un fármaco activo contra los principales parásitos intestinales. Alternativamente, recientemente existen productos en el mercado en ampollas para administrar sobre la piel una vez al mes. Estos productos contienen cuatro ingredientes activos y protegen al gato, así como de pulgas y garrapatas, también de los principales parásitos intestinales.

Si el gato (o perro) está en contacto con niños y pasan uno buena parte de su vida al aire libre, es preferible incrementar la frecuencia y desparasitarlos cada cuatro meses.

Artículos Relacionados

Deja un comentario