Voluntario ¿Yo? Para mascota

Ser voluntario es tan importante como necesario para el bienestar de nuestra mascota.

 

Por Brigitte Díaz Flores     

Abogada CAL 28707

Presidenta de la Asociación Misicha Perú

 

 

 

 

Las redes sociales están llenas de avisos solicitando el apoyo de voluntario para atender a los animales abandonados en las calles o que viven en albergues.

Tú, yo, todos tenemos algo para dar.

Hay muchas formas de ayudar, sea con una donación de insumos, tales como alimentos, medicinas, productos de limpieza, y por supuesto, dinero.

Si estás siguiendo estas líneas, tal te vez te gustaría comprender ¿Cuál es la razón más importante para ser voluntario? ¿Por qué debes hacerlo?

Pues, quiero compartir mi experiencia con la esperanza de que tú también puedas unirte al fascinante mundo del voluntariado.

En la Asociación Misicha Perú nos encargamos de la atención de los gatos abandonados en el Parque Universitario.

Cada noche, al promediar las 8 pm (hora de cierre del parque), los voluntarios empezamos nuestra labor. Lo primero que hacemos es revisar todo el parque para identificar si existe algún gato que necesita evacuación de urgencia. Esto es importante para ubicar una veterinaria que pueda brindar atención o poder tener tiempo suficiente para trasladarlo al hogar temporal en caso la atención veterinaria tenga que esperar hasta el siguiente día.

Una vez culminada la revisión, los gatos están esperando la hora de servir la comida. Y así es como empezamos a ubicar los platos en cada una de las zonas que tiene el parque; recordemos que los gatos aprecian mucho su espacio y son territoriales.

Durante la alimentación, nos fijamos si hay algún minino que no come, tiene alguna herida o necesita atención médica y se reporta con fotos en el chat grupal. La hora de la comida termina con el lavado y secado de los utensilios para que puedan ser usados el día siguiente. Siempre con la supervisión de un médico veterinario, procedemos a aplicar la medicación correspondiente dependiendo del estado de salud del minino.

Finalmente, viene la mejor parte de la jornada… ¡La hora de jugar!!

Plumas, pitas, tiras, punteros láser y hasta pasadores de zapatillas se convierten en el mejor juguete para los gatos del parque.

Allison ha sido voluntaria por casi un año, y cuando le preguntamos porque decidió iniciar esta labor, esta fue su respuesta: -“Ayudar a otros seres te hace mejor persona ya que puedes compartir tu felicidad con los que la necesitan”- María Luisa ha amado a los gatos toda su vida y cuando le preguntamos por qué se convirtió en voluntaria nos dijo: -“Los voluntarios solo vemos vidas que merecen una oportunidad; tener pedigrí no significa ser un producto para ser comprado y en algunos casos, descartado”-.

Finalmente, créanlo, conversamos con uno de nuestros gatitos y él nos resumió su historia así: – “Una voluntaria encontró a alguien de buen corazón que me salvó de una familia que creía que mantener sus muebles nuevos era más importante que mi vida. Ahora duermo, y despierto feliz y seguro en un hogar que me quiere”- Michi Miau C. Chang.

Si tienes algo de tiempo disponible, no importa si es mucho o poco, anímate a ser voluntario… lamentablemente, y digo lamentablemente porque los gatos abandonados del parque no deberían de estar allí, siempre habrá un gato que estará feliz de jugar contigo, de sentarse en tu regazo para abrigarse o sencillamente disfrutar de tus caricias.

A más voluntarios, también podemos aumentar nuestro círculo de contactos y lograr que más gatos puedan ser adoptados. Puedan encontrar un hogar como el de Michi Miau.

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on email


Ediciones digitales