¿Vives solo y quieres adoptar un gato?

Muchas personas que viven solas, buscan información y consejos sobre si es recomendable o no, adoptar un gato.

Si el hecho de ser un único miembro puede afectar al felino, o sobre la ausencia en la casa por mucho tiempo puede ser dañina para él, o que es lo que podría padecer el gato en lo cotidiano, de una vida con un solo compañero en la casa.

Ante estas dudas, existen dos factores para tener en cuenta:

  • Durante mucho tiempo se creyó que el gato no era un animal social, en realidad, el vínculo y las interacciones regulares con el dueño también son muy importantes para el gato.
  • Y la otra es que esta especie animal en condiciones naturales, dedica al menos 3-4 horas diarias a actividades relacionadas con la caza.

ENRIQUECER EL MEDIO AMBIENTE
Precisamente por eso, el ambiente hogareño puede resultar poco estimulante para el gato, sobre todo si se le deja mucho tiempo solo.
El gato, a diferencia del perro, puede tolerar períodos de tiempo mucho más largos en ausencia del dueño, pero ciertamente necesita un enriquecimiento ambiental, para mantenerlo más ocupado cuando está solo. Por ejemplo, puede ser útil proporcionar al gato la oportunidad de moverse aprovechando no solo el espacio horizontal sino también el vertical (estanterías, librerías, etc.), estructuras que permiten al gato trepar y arañar. Recuerden que el gato tiene una pasión para las altura. como varios rascadores disponibles actualmente en el mercado, varios tipos de juegos (pelotas, ratones, edredones, etc.).

RELACIÓN CON EL PROPIETARIO
A su regreso, el dueño todavía tendrá que establecer momentos de interacción con él, por ejemplo, haciéndolo jugar, cepillarlo y acariciarlo.
El gato es un animal de costumbres y por tanto necesita una vida regular en cuanto a horarios de comida, momentos de juego e interacción con el dueño. Una alteración de esta rutina podría inducir un estado de estrés en el animal y la aparición de una serie de problemas de comportamiento como eliminación inadecuada, algunas formas de agresión y trastornos compulsivos.
Por todas las razones que hemos indicado brevemente, la adopción de un gato puede ser posible siempre que se respeten las necesidades etológicas de esta hermosa especie animal.

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on email




Ediciones digitales