¿También tu gato te busca con un “besos de esquimal”?

Demostrar afecto hacia tu gato puede no ser algo común todos los días, de hecho, según su personalidad, puede que no esté interesado en mostrarte su amor. Sin embargo, las veces que lo hace, ¡ciertamente son muy especiales y emocionantes!

Inspirado vagamente en el “kunik”, el saludo tradicional inuit, el contacto de hocico a hocico a menudo se llama beso de esquimal.

Es un dulce gesto que consiste en tocar o presionar suavemente la punta de tu nariz contra la de alguien más.

Es un gesto tierno que les encanta a muchos niños, ¡pero también a algunos gatos! Si el tuyo es uno de ellos, estás a punto de descubrir el verdadero significado de este comportamiento.

Aroma grupal

Los gatos que viven juntos o son parte de la misma colonia a menudo se saludan frotando sus hocicos entre sí después de haber estado separados durante varias horas. Según los expertos, este gesto ayuda a reforzar la confianza entre ellos.

Es una forma de reconocerse, saludarse y crear una atmósfera de armonía.

Esto se debe a que los gatos que comparten el mismo territorio tienden a frotarse unos contra otros, mezclando sus feromonas y creando una especie de “perfume grupal”. Pueden reconocer con el olfato si un compañero pertenece a la misma colonia.

Y cuando hacen este gesto contigo, significa que te consideran parte de su familia y que se sienten seguros contigo.

Marcando territorio

Todos conocemos las típicas cabezadas que dicen “¡eres mío!”, así como la costumbre de algunos gatos de frotarse contra nuestras piernas cuando llegamos a casa, lo que les permite saber dónde hemos estado y con quién.

Se estima que al 83% de los gatos les gusta frotarse contra sus dueños después de una separación, incluso breve. Esto podría explicarse en parte porque las feromonas no duran para siempre y el olor puede desvanecerse con el tiempo. Así que, incluso el beso de esquimal es una forma en la que tu gato te marca como suyo.

Amor en gestos pequeños

Este es solo uno de los muchos gestos que a menudo se malinterpretan o a los que no se les da suficiente importancia. Sin embargo, es la forma en que los gatos nos dicen, a su manera, que nos aman.

Otro gesto que no siempre se entiende y se ve como una intrusión es cuando se sientan sobre nosotros, especialmente si lo hacen mostrando su cola y, por lo tanto, toda su vulnerabilidad.

También se ha demostrado científicamente que a los gatos le gusta nuestro olor a sudor. Por cierto, cualquier olor que contenga feromonas es muy interesante para ellos, y parece que el sudor les resulta reconfortante.

Súper poder felino

La asombrosa nariz del gato es una herramienta sorprendentemente poderosa. Aunque no alcanza el nivel de sensibilidad del olfato canino, el olfato felino es hasta 14 veces más agudo que el humano. Poseen un gran número de receptores olfativos, alrededor de 45-80 millones, en comparación con nuestros 5-6 millones.

No es de extrañar que el sentido del olfato juegue un papel fundamental en su vida diaria para diversas actividades, como la caza, la comunicación y la exploración del territorio.

Son capaces de percibir olores a distancias considerables y distinguir matices sutiles para comprender mejor el mundo que los rodea.

¡Así que la próxima vez que tu gato te busque con su hocico o te dé un beso al estilo esquimal, recuerda que no solo te está demostrando afecto, sino que también te está marcando como parte de su clan felino!

! Disfrutamos de esos momentos de conexión felina y seamos consciente de que, para tu gato, ¡eres el mejor compañero de vida que podría tener en su territorio!

Comparte esta publicación