Raza de gato, El kanaani

Mi pequeño leopardo

Kanaani significa “cananeo”, es un nombre de raíces bíblicas, una denominación que hace referencia al asentamiento histórico de Canaán, antigua región del Oriente Próximo y que hoy forma parte de Siria, Líbano, Jordania, Israel y Palestina, con la Franja de Gaza y Cisjordania.

El kanaani es una raza demasiado reciente como para ofrecerles información extensa. De lo que sí estamos seguros es que Doris Polachek descubrió al Kanaani, fue la primera criadora de la raza a principios de los años noventa.

Las primeras razas experimentales que participaron en la cruza fueron representantes del gato salvaje y doméstico. Posteriormente, se añadieron gatos abisinios de pelo corto y bengalas para mejorar la especie. Y así es como después de un trabajo de diez años surgió el Kanaani que hoy conoce el mundo. Cabe señalar que incluso hubo una prohibición de cruzar Kanaani con otras razas de gatos.

Oficialmente, esta raza solo es reconocida en Alemania porque fue allí donde fueron criados durante mucho tiempo.

Mi salvaje favorito

Con el impulso nervioso de un gato salvaje, el kanaani tiene movimientos rápidos y ágiles, tal y como un depredador al que le gusta recorrer largas distancias.

En armonía con su temperamento felino salvaje, el kanaani es autónomo, tímido, distante, así como tierno y cariñoso, y muy apegado a su humano favorito.

Estos son gatos muy inteligentes por lo que no tendrá problemas para adaptarse a las reglas del hogar.

Entre sus características más destacadas están sus grandes orejas que parecen estar siempre en modo alerta. Posee patas traseras muy fuertes, de modo que saltar a cualquier altura no es un obstáculo para ellos.

El kanaani tiene mucha energía, no es el tipo de gato perezoso, se pasa la vida en movimiento debido a esa curiosidad innata que hace que todo el tiempo esté explorando cada lugar de la casa. Son gatos de tamaño grandes y mediano, cuyo peso oscila entre los cuatro y ocho kilogramos.

Por increíble que parezca no es el gato de tipo solitario. Dado su estilo de vida deportivo y activo será mucho más divertido para él si cuenta con una compañía, incluso si es un perro. En efecto, la dupla gato – perro aquí es todo un éxito.

El kanaani es un gato muy inteligente, ágil, hermoso. Ama la compañía de otros gatos y hasta de los perros para jugar y divertirse a sus anchas.

El WCF[1] describe la raza bajo los siguientes estándares:
  1. La cabeza es de tamaño mediano, de forma triangular con pómulos prominentes. La frente, en comparación con el hocico, sobresale ligeramente, la nariz es absolutamente recta, el mentón es fuerte.
  2. Las orejas son grandes, puntiagudas y muy separadas.
  3. Los ojos son grandes en forma de almendra. En cuanto al kanaani oriental, sus ojos no se ajustan a la norma de los estándares. El color es excepcionalmente verde. Se permite la desviación si el amarillo está presente con el verde.
  4. El cuerpo es atlético, musculoso y elegante. El cuello tiene una longitud proporcional a todo el cuerpo.
  5. Las patas tanto delanteras como traseras son largas. Debido a su gracia natural, su caminar se parece mucho al de los gatos salvajes.
  6. La cola es alargada, gruesa que se estrecha hacia el final.
  7. En cuanto al pelaje, su capa es de rugosidad media y longitud corta. La longitud de cada pelo permite ver el tictac del patrón fundamental. Sin embargo, esto no afecta los patrones en forma de manchas que deberían ser los más claros.

Los kanaani no son una raza popular, y como cualquier fenómeno raro, comprar este gato hoy es una inversión bastante costosa, aunque para los amantes definitivamente vale la pena.

Los principales proveedores son criadores israelíes y alemanes. En los Estados Unidos de América también los hay, pero muy pocos.

Cabe destacar que hay muchos criaderos que ofrecen razas de apariencia similar, pero no los propios kanaani. No se deje sorprender.

[1] La World Cat Federation (WCF) es una asociación internacional de clubes de gatos. Fundada en 1988, en la ciudad de Río de Janeiro, Brasil, tiene una fuerte presencia en América Latina, Europa Occidental y en países de la ex URSS.
En el mundo hay 370 organizaciones asociadas a la WCF.

 

 

 

Actualmente, su sede principal está en Alemania.
http://www.wcf-online.de/

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on email


Ediciones digitales