Inicio MascotasGatos ¿Qué es ser un gato?

¿Qué es ser un gato?

por Planeta Mascota

Conócelo para que viva feliz junto a ti

La conducta gatuna es un misterio para los humanos; emociones, comprensión, compañía y en algunas ocasiones desesperación por sus travesuras son parte del día a día para quienes poseemos un gato.

   

Bach M.V. Luis Antonio Buitrón Ramírez

Asesor en Etología Canina y Felina

Telf.: 931773179

cognivet@gmail.com

Unos traen a la cama insectos de regalo, otros maúllan de forma peculiar ante la presencia de un pajarito en un árbol o ventana, mientras que a algunos les gusta simplemente ponerse a corretear durante toda la madrugada (prepárate a no dormir). Efectivamente, estas son algunas de esas conductas curiosas que todo  dueño responsable debe comprender para comunicarse mejor con su gato.

Ser un gato es:
Cazar, perseguir, trepar, jugar, esconderse o buscar su espacio personal son conductas características de los felinos y se denominan “necesidades conductuales”.

Una necesidad conductual es una conducta motivada por estímulos internos que contribuye a incrementar el bienestar físico, conductual y emocional. Si estas necesidades no son cubiertas, nuestro gato puede experimentar estrés y ansiedad y exhibir problemas conductuales secundarios (agresividad, trastornos compulsivos, entre otros).

Entonces, ¿deseas mejorar la calidad de vida de tu gatuno?

Aquí te contamos lo que puedes implementar en casa:

 

Bríndale un espacio seguro

Es necesario implementar un área privada y segura, en la cual pueda tener una sensación de aislamiento y sentirse protegido. Si nuestro gato no ve el estímulo amenazante, incluso si parte de su cuerpo sobresale, se sentirá más protegido. Si no hay amenazas en el ambiente, este mismo espacio lo puede utilizar como área de descanso o dormidero. Y pueden ser cajas, transportadores para gatos, estantes o armarios.

A la hora de comer, beber y jugar

Su arenero, platos de bebida y comida, rascadores y zonas de juego deben estar disponibles en diversas zonas de la casa, así tengas uno o más gatos.

Como regla general se recomienda tener: 2 zonas de descanso, 2 zonas de alimentación, 2 areneros en un área distante a la zona de alimentación (si tienes más de un gato el número de bandejas es una más al número de gato).

En caso tengas más de un gato, los platos de comida deben ser individuales para evitar que compitan y se estresen.

¡Juego contigo! ¡Juego yo solo!

La caza es una conducta que distingue al gato y está relacionada con sus hábitos de alimentación. En el contexto actual, los gatos no tienen necesidad de cazar para alimentarse; por ello nuestra labor debe centrarse en recrear esta caza dirigida a juguetes. Puedes utilizar cañas de pescar, peluches con o sin catnip, juguetes dispensadores de premios o cualquier otro que motive a nuestro gato a perseguir, cazar o saltar.

 

Una idea muy útil y fácil
Arma una pirámide con conos de papel higiénico, pegarlas con cualquier pegamento, y colocar premios o galletitas en los orificios para incentivar a nuestro gato a manotear y encontrar la forma de sacar los premios, tal cual como si estuviera cazando en la naturaleza.

Implementar interacciones positivas, consistentes y predecibles

Algo que tienen muy en claro nuestros gatos es el hecho de respetar su espacio personal (dada su naturaleza territorial). Por ello, debemos comprender que las interacciones con nuestros gatos siempre deben ser amables, cariñosas, predecibles y nunca, pero nunca forzadas.

  • Si tu gato se aproxima hacia ti y comienza a sobar su cabeza contra tu cuerpo, puedes bajar hacia donde está ubicado y frotar o rascar suavemente su cabeza y los costados de la barbilla.
  • Si tu gato pestañea lentamente, ronronea y frota todo su cuerpo por tu mano, te está indicando que está relajado y desea un momento de caricias.
  • Si observas que aleja su cuerpo de ti, deja de ronronear y se va del lugar, significa que ya no desea más contacto físico y requiere su espacio personal.

Respetar las necesidades de nuestro gato hará que nos vea con confianza, disfrute siempre de nuestras caricias, refuerce el vínculo afectivo con nosotros, mejore su calidad de vida, es decir, viva feliz.

Los gatos solo tienen 7 vidas en las películas y dibujos animados. Nosotros somos responsables de proteger al máximo la única vida que tiene.

Artículos Relacionados

Deja un comentario