Para tu gato en casa, un seguro mas

Salvando la vida de tu gato ¿Protectores de ventanas? 

Si tienes un gato en casa, no hace falta decirte lo mucho que les encanta treparse a las ventanas, y como imitando a Simba del Rey León, poder tener una vista panorámica de todo lo que ocurre.

Otros gato más travieso utiliza las ventanas para escaparse, otros para ver si las palomas se posan en el mismo lugar y también están los que ronronean para hacerle la competencia a los gatos del vecindario.

¡Atención! Si tienes un minino, puede caerse y salir seriamente lastimado.

Así que eso de las siete vidas olvídalo y mejor prefiere el refrán que dice: «Quien evita la ocasión, evita el peligro».

A los gatos les encanta explorar nuevos lugares, son curiosos por naturaleza y les encanta las alturas.

Además, conservan su instinto cazador, por lo que cualquier especie que pueda ser cazada es una tentación para tu bigotudo.

Y si la ventana está abierta y sin protección tanto mejor porque podrá escaparse sin problemas en busca de aventuras.

Valgan verdades, son estás andanzas las que pueden poner en jaque la salud de tu felino, así como conducirlo a la muerte, bien porque caiga en una mala postura o porque haya algo a su alrededor que contribuya a ello, como por ejemplo lugares con tráfico rodado.

El gato y la pasión de los lugares altos

Cuando un gato cae

Cuando un felino va cayendo realiza una serie de movimientos para amortiguar la caída.

Por medio de su singular aparato vestibular, que mantiene el equilibrio y la orientación con respecto a su centro de gravedad, sabrá exactamente donde caerá.

Será entonces cuando empezará a torcer su cuerpo como rotando y según se aproxima al suelo expandirá sus patas y relajará los músculos para frenar la caída.

Gato cayendo

Reforzando la seguridad 

Una de las formas más sencillas de evitar que tu gato se convierta en paracaidista es reforzar la seguridad de las ventanas en casa.

Según un estudio realizado por veterinarios de la Universidad de Zagreb (Croacia), y publicado en el Journal of Feline Medicine and Surgery.

Los felinos que más se caen accidentalmente por las ventanas (Síndrome del gato paracaidista) son los menores de cuatro años, y especialmente los gatitos menores de un año.

Protectores pros y contras

En el mercado hay varias clases de protectores de ventanas para gatos.
Aquí te especificamos sus características:

  • Elaborados en plástico. Son adaptables a cualquier superficie. El inconveniente y es que si el felino lo mordisquea se pueden romper fácilmente. Por otro lado, también hay mallazos metálicos y estas no son fáciles de destrozar.
  • Muy útiles en las ventanas correderas y en las batientes. El inconveniente es que están más indicadas como protección contra insectos, roedores y pájaros. Además, sí el gato es hábil puede engancharse con las uñas y, poco a poco, destrozarlas.

Los mejores protectores de ventanas 

  • Pueden estar fabricadas en hilo metálico o hilo de nylon. Son muy resistentes y se pueden adaptar a cualquier espacio. Son las más recomendadas porque, aunque el gato las muerda, será muy difícil que las rompa.
  • Rejillas ajustables al marco. En el caso de las ventanas oscilantes, las rejillas son la mejor opción porque así evitarás que tu gato se quede atrapado en el hueco de las esquinas de las ventanas y por ende pueda escaparse.

Cualquiera que sea el protector de ventanas que elijas, ten en cuenta que el ambiente donde vive tu gato siempre debe de estar asegurado contra caídas y escapes.

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on email


Ediciones digitales